POLÍTICA
10/11/2019 22:44 CET | Actualizado 11/11/2019 11:17 CET

Abascal, entre gritos de "¡A por ellos!": "No os defraudaremos"

Vox, que sube de 24 a 52 escaños, es la gran triunfadora de los comicios.

Vox ha sido la gran triunfadora de las elecciones del 10-N y su líder, Santiago Abascal, ha comparecido pletórico este domingo. El máximo dirigente de la formación ultraderechista ha comparecido exultante tras conocerse los resultados y ha lanzado una promesa a sus votantes: “No os defraudaremos”.

“No vamos a dar ni un paso atrás y defenderemos en las Cortes lo mismo que hemos defendido todo este año de campañas electorales”, ha asegurado.

Vox ha logrado el sufragio de más de 3,5 millones de españoles y se ha disparado hasta los 52 escaños, desde los 24 que consiguieron en abril. La repetición electoral le ha venido bien a los de Abascal, quien ha recordado que hace “once meses no teníamos representación ni en las Cortes generales, ni en las autonomías ni en el Parlamento Europeo”.

u parroquia entonaba el cántico ”¡A por ellos, a por ellos!”, Abascal ha incidido en que al superar el medio centenar de escaños podrán recurrir las “leyes liberticidas que los otros partidos han dejado pasar” y ha añadido que no solo han logrado alterar el mapa político de España, sino protagonizar también un cambio cultural.

Según ha recalcado, han abierto debates prohibidos y les han dicho a la izquierda que no tienen “ninguna superioridad moral” y que todos los españoles tienen derecho a defender sus ideas. Abascal ha defendido que su partido ha contribuido “al perfeccionamiento de la democracia española. Porque el Congreso tiene hoy una representación más fidedigna de lo que piensa el pueblo español”.

Los simpatizantes congregados a sus pies también le han dirigido el grito de ”¡Presidente, presidente!” y él ha hecho gala de una ambición moderada que pondrá los pelos de punta a muchos: “Todavía no”, ha dicho Abascal desde el atril.

Si algo le preocupa, o eso al menos ha intentado hacer ver, es precisamente la gobernabilidad del país. 

La sucesión de cánticos de los simpatizantes y las intervenciones de Abascal parecía sincronizada. Otro cántico, el ”¡España unida jamás será vencida!” ha servido de pie al líder de VOX para afirmar que su partido es el único que “defiende la unidad de España de frente”.

Deslizándose por la pendiente populista, Abascal también ha asegurado que su partido tiene el propósito de “no dejar atrás a ni uno solo de los españoles que ahora necesita ayuda”.

Photo gallery La fiesta de Vox en la noche del 10-N See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD