Un bulo en Twitter lleva al Parlamento austriaco a guardar un minuto de silencio por un excanciller que sigue vivo

Un bulo en Twitter lleva al Parlamento austriaco a guardar un minuto de silencio por un excanciller que sigue vivo

Una cuenta falsa en Twitter con la invención de la muerte del jefe de Gobierno entre 1986 y 1997 parecer haber sido la fuente de la información.

El excanciller austriaco Franz Vranitzky. 
El excanciller austriaco Franz Vranitzky. ullstein bild Dtl. via Getty Images

La Comisión de Asuntos Sociales del Parlamento de Austria ha guardado este martes un minuto de silencio por el fallecimiento del excanciller socialdemócrata Franz Vranitzky. Lo anormal de ese homenaje: Vranitzky sigue vivo y el anuncio de su muerte era un bulo.

Según ha informado el diario Der Standard, una cuenta falsa en Twitter con la invención de la muerte del jefe de Gobierno entre 1986 y 1997 parecer haber sido la fuente de la información que llevó al minuto de silencio.

La diputada socialdemócrata Gabriele Heinisch-Hosek, ministra entre 2008 y 2016 de carteras como Educación, Arte y Cultura, Función Pública y Asuntos de la Mujer, se enteró de la supuesta muerte por las redes sociales y pidió a los demás grupos parlamentarios conmemorar a Vranitzky, que tiene 85 años.

Según la misma fuente, el Foro Bruno Kreisky, un laboratorio de ideas del que Vranitzky es fundador y presidente de honor, tuvo que desmentir el bulo. Heinisch-Hosek se corrigió entonces ante la comisión, pidió disculpas y explicó que se había dejado engañar por una cuenta falsa.

Detrás del bulo se encuentra, según los medios austríacos, el italiano Tommaso Debenedetti, que se define a sí mismo como el campeón italiano de las fake news y ha difundido en el pasado mentiras como la muerte del papa emérito Benedicto XVI, el presidente sirio Bachar al Asad o el nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

Al parecer, el italiano creó una cuenta ficticia en la que simulaba ser el actual ministro de Agricultura de Austria, Norbert Totschnig, en la que difundió la mentira, que pronto circuló en las redes sociales.