El Twitter de Elon Musk deja de perseguir los bulos sobre la covid-19

El Twitter de Elon Musk deja de perseguir los bulos sobre la covid-19

La red social, recientemente adquirida por el magnate, ha dejado de eliminar información engañosa y dañina sobre el coronavirus.

Elon Musk junto al logo de Twitter.
Elon Musk junto al logo de Twitter.Anadolu AgencyAnadolu Agency

Vía libre para los bulos sobre el coronavirus en Twitter. La red social, adquirida por el magnate de la tecnología, Elon Musk, ha dejado de advertir a sus usuarios sobre información potencialmente falsa difundida en la plataforma, según un anuncio en su página oficial recogido por la Agencia EFE.

“Desde el 23 de noviembre de 2022, Twitter ya no aplica la política de información engañosa sobre covid-19”, ha asegurado la corporación en una breve actualización que fue introducida sobre un antiguo mensaje en el que Twitter explicaba su política.

Con anterioridad a esta fecha la compañía eliminaba toda información sobre covid-19 que considerara potencialmente dañina, falsa o engañosa. Este es el último de los polémicos cambios introducidos por el empresario Elon Musk desde que el pasado octubre adquirió la empresa por 44.000 millones de dólares.

Desde que se hizo con la plataforma del pájaro azul, Musk se ha embarcado en una política de continuos cambios, algunos de ellos contradictorios y muchos de otros anunciados a bombo y platillo a través de tuits, en los que el máximo ejecutivo de Tesla da rienda suelta a su desatada verborrea.

A pesar de que el pasado 6 de noviembre aseguró que quería convertir la red social en la fuente más segura de información de todo el mundo. Insistió también en que “no permitirá” que ninguna persona que hubiera sido eliminada de la red social por violar sus reglas regresara a la plataforma hasta que la compañía tuviera un proceso claro. Pero sus acciones no han seguido el camino que parecían marcar sus trinos.

Desde entonces, Musk se ha hecho eco de teorías conspiratorias y ha reactivado a usuarios que habían sido censurados en la red por sus comentarios, sin grandes justificaciones o después de votaciones organizadas por él.

La semana pasada el multimillonario dijo que aplicará una “amnistía” a las cuentas suspendidas, a menos que hayan quebrantado la ley. Musk tomó esta decisión tras una de sus recurridas encuestas y después de haber restablecido, tras otro referéndum tuitero, la cuenta del expresidente estadounidense Donald Trump, a quien Twitter había suspendido indefinidamente después de vincular sus comentarios con el asalto al Capitolio.

Entre otros personajes polémicos, Twitter también recuperó a la congresista de extrema derecha Marjorie Taylor Greene, vetada desde hace meses por publicar falsedades sobre la covid-19.