Un diputado de Vox, expulsado de Bolivia por acudir a apoyar a un opositor detenido por golpismo

Un diputado de Vox, expulsado de Bolivia por acudir a apoyar a un opositor detenido por golpismo

Víctor González fue a visitar a Luis Fernando Camacho, acusado de intentar formar un gobierno cívico-militar, según la Fiscalía boliviana.

Víctor González Coello, diputado del partido de ultraderecha Vox.
Víctor González Coello, diputado del partido de ultraderecha Vox.Europa Press News via Getty Images

El Gobierno de Bolivia ha expulsado al diputado de Vox Víctor González Coello de Portugal, impidiéndole la entrada al país durante tres años, por “actos de injerencia” tras mostrar su apoyo a un líder opositor.

“Ya sentado dentro del avión, dos agentes muy correctamente me han informado de que estoy expulsado de Bolivia”, ha indicado González a través de un mensaje en su perfil de Twitter en el que ha adjuntado la notificación de salida del país.

El diputado ha recriminado que Bolivia se suma a Cuba y Nicaragua, ya que los tres países le habrían negado la entrada. Asimismo, ha considerado que, si esta actuación “sirve para que (el presidente boliviano) Luis Arce tenga misericordia de (el gobernador de Santa Cruz) Luis Fernando Camacho, bienvenido sea”.

González se encontraba en Bolivia para denunciar el arresto de Camacho, investigado en el caso ‘golpe de Estado I’, acusado de participar en la crisis política de 2019 que motivó la salida de Evo Morales de la Presidencia del país.

La Fiscalía acusa a Camacho de participar el un intento golpista en el país y de intentar formar un gobierno cívico-militar junto a su padre.

El viceministro de Exteriores boliviano, Freddy Mamani, ha señalado que el legislador español, junto a su colega chileno Luis Fernando Sánchez, hicieron “política en Bolivia” al inmiscuirse en asuntos internos del país en el momento en el que cuestionaron la investigación contra el gobernador de la capital del país.

Mamani ha agregado que tanto González como Sánchez “hicieron un trabajo político de generar violencia en el país”, según declaraciones recogidas por la agencia de noticias boliviana ABI.

La resolución indica que las publicaciones de González “hacen propaganda política de desprestigio contra el actual Gobierno nacional”, agregando que “alteran el orden público” e “incitan a la confrontación entre ciudadanos”.