La jueza ordena prisión provisional sin fianza a Dani Alves por agresión sexual a una joven

La jueza ordena prisión provisional sin fianza a Dani Alves por agresión sexual a una joven

La magistrada ha acordado el ingreso en prisión sin fianza tras la petición de la Fiscalía.

Dani Alves, sale de los calabozos de la Ciudad de la Justicia hacia la cárcel Brians 1 de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona)
Dani Alves, sale de los calabozos de la Ciudad de la Justicia hacia la cárcel Brians 1 de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona)EFE/ Quique García

La jueza instructora ha acordado el ingreso en prisión sin fianza para el exjugador del Barça Dani Alves, acusado de agredir sexualmente a una mujer en los baños de una discoteca de Barcelona la noche del pasado 30 de diciembre.

Según han informado fuentes judiciales, la titular del Juzgado de instrucción número 15 de Barcelona ha aceptado la petición de la Fiscalía y la acusación particular ejercida por la denunciante y ha enviado a prisión al futbolista.

Tras los hechos ocurridos, en los que una mujer aseguró a los Mossos d'Esquadra que el brasileño le había realizado "tocamientos" sin su permiso, se formalizó la denuncia en la mañana del día dos de enero.

Hoy era el día en el que Dani Alves tenía que acudir a comisaría para declarar, de donde ha salido arrestado alrededor de las 10 de la mañana

La Fiscalía había pedido prisión provisional y sin fianza para el brasileño por los hechos hasta que se aclarara la situación.

Según han confirmado fuentes consultadas por El Periódico, aseguran que la joven denunció a Alves, después de que el futbolista la encerrara en un baño de la zona VIP de la discoteca Sutton y que fue allí donde la violó.

Tal y como relata el citado medio, la víctima, de 23 años, relató al acudir con otras dos amigas a la discoteca, una persona las había invitado a que pasaran a la zona VIP y, pese a una primera negativa, acabaron accediendo.

Durante su testimonio, la joven asegura que Alves le agarró con fuerza la mano y tras obligarla a tocarle por encima de la ropa, la acabó diciendo que fuera tras una puerta que ella misma no sabía a dónde conducía. Fue allí donde Alves la pidió que se sentara sobre él y tras la negativa de ella la tiró al suelo y la obligó a hacerle una felación.

El Periódico también recoge que el exfutbolista del Barça se enfadó con la joven por resistirse a sus peticiones y él la levantó del suelo y la penetró hasta eyacular.  Tras salir del habitáculo, la joven estaba en estado de shock y no fue hasta que salió de la discoteca cuando los trabajadores de la misma no se percataron de lo sucedido.

El futbolista negó los hechos

El exfutbolista del Barça mandó un vídeo al programa de Antena 3 Y ahora Sonsoles en el que negaba las acusaciones de la joven.

"Me gustaría desmentir todo, primero. Yo estuve ahí, en ese sitio, con más gente, disfrutando. Todo el mundo sabe que me encanta bailar. Disfrutando, pero sin invadir el espacio de los demás y cuando eliges ir al baño no preguntas quién está en el baño para ir al baño", señaló.

Dani Alves aseguró que él no sabía "quién es esa señorita" porque no la había "visto nunca en mi vida". "Todos estos años nunca he invadido el espacio de alguien, menos sin autorización, cómo lo voy a hacer con una mujer o una chica, por dios, no. Ya basta porque hacen daño, sobre todo a mi gente, a los míos, porque saben quién soy", razonó.

Unas declaraciones que no han sido suficientes ni para la Fiscalía ni tampoco a la jueza que lleva el caso, que no ha dudado en decretar prisión sin fianza para el jugador brasileño.

La jueza contempla riesgo de fuga

La instructora del caso ha argumentado que, ante la capacidad adquisitiva del ex futbolista, y al vivir fuera de España, sumado al hecho de que Alves posee doble nacionalidad (brasileña y española), y teniendo en cuenta que no existe convenio de extradición entre ambos países, el riesgo de fuga es muy alto, por lo que la magistrada se ha postulado del lado de la Fiscalía.

Además, según informa EFE, desde el momento en el que la víctima denunció formalmente ante los Mossos d'Esquadra, miembros de la policía realizaron varios interrogatorios a testigos y personal del local, revisaron las imágenes de las cámaras de seguridad y recogieron muestras del lugar de los hechos.

Esto, unido al examen forense de la denunciante en el Hospital Clínic de Barcelona, han llevado a la jueza a la conclusión de que hay indicios suficientes que apuntan a que Alves cometió la agresión de la que se le acusa.

Finalmente, la instructora del caso también ha considerado relevantes las declaraciones de la víctima, considerándolas "contundentes" y "persistentes", ratificando "en todos los extremos" la denuncia interpuesta en comisaría.