Pedro Sánchez reivindica en Berlín una Europa unida "ante el dilema existencial de la extrema derecha y un futuro incierto"

Pedro Sánchez reivindica en Berlín una Europa unida "ante el dilema existencial de la extrema derecha y un futuro incierto"

El presidente del gobierno ha participado durante el tarde del sábado en la convención anual del SPD en el país germano, donde se ha reunido con el canciller Scholz.

Pedro Sánchez durante la conferencia del SPD en BerlínCLEMENS BILAN - EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha participado en la jornada del sábado en un encuentro programado en Berlín por el canciller alemán Olaf Scholz, y al que han acudido los líderes socialistas del continente con motivo de la convención anual del Partido Socialdemócrata (SPD).

En este encuentro, enmarcado en la etapa final de la presidencia española del Consejo de la Unión Europea (finaliza el 31 de diciembre), se han abordado algunos asuntos clave de la agenda europea.

"Me he reunido en Berlín con el canciller alemán, Olaf Scholz, para repasar asuntos clave de la agenda europea como la reforma de las reglas fiscales o el Pacto de Migración y Asilo, en los que estamos realizado avances significativos bajo Presidencia española del Consejo de la UE", publicaba Sánchez en un mensaje en la red social X.

"Alemania es un socio clave de España en el ámbito bilateral, europeo e internacional para seguir mejorando la vida de nuestros conciudadanos", añadió.

Un portavoz del Gobierno alemán, Wolfgang Büchner, afirmó el viernes en Berlín que en la reunión bilateral entre Scholz y Sánchez se abordarían los preparativos para la última cumbre del Consejo Europeo este año, que se celebrará la semana próxima en Bruselas.

Fuentes del Ejecutivo español recalcaban esta semana a EFE la magnífica relación existente entre los dos países y la sintonía entre ambos líderes, que, subrayan, contribuye a hacer causa común ante diversos asuntos que deben abordar los Veintisiete.

Esas fuentes también anticiparon que en la reunión se tratarían aspectos de seguridad y defensa y de la situación internacional, como el conflicto entre Israel y Hamás y la guerra en Ucrania.

Sánchez tira de orgullo patrio ante "el dilema existencial" al que se enfrenta Europa

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, resaltó hoy en Berlín que Europa se encuentra ante un "dilema existencial" de cara al futuro y en las próximas elecciones al Parlamento Europeo, ante el que deberá decidir entre el progreso y el "virus del miedo" propagado por la extrema derecha.

En España fue posible detener al adversario "con el poder del voto", dijo, durante su intervención en inglés ante los aproximadamente 600 delegados, para agregar que su país dijo 'sí' al progreso, al futuro y a la "voluntad inquebrantable de avanzar". 

"¿Queremos una Europa que sirva de faro para inspirar al mundo con su ejemplo de integración y progreso? ¿O queremos una Europa que se esconde tras las trincheras?", se ha preguntado durante su intervención en Berlín.

Sánchez ha puesto el foco en la necesidad de una Europa que sea cada vez más unida y, al mismo tiempo, cada vez más abierta, que se vea adelante y sin nostalgia por los logros ya conseguidos, en tanto que ha identificado a la derecha tradicional, influida por la extrema derecha, como imbuida por el virus del odio y esto "puede ser letal" para la democracia.

¿Queremos una Europa de progreso o una que se esconde tras las trincheras?"
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno

El presidente del Ejecutivo español ha puesto en escena "una batalla global" entre la igualdad, representada por el feminismo, o el privilegio del sexismo; entre la justicia social y la desigualdad; entre el respeto por los derechos humanos o la barbarie de la guerra; entre el respeto democrático y el insulto populista de los extremistas.

"Eso es lo que está en riesgo, aquí y ahora mismo", ha observado Sánchez, quien ha subrayado: "Necesitamos una Europa unida y abierta, con visión de futuro y que no se arrodille ante las élites".

Sánchez ha reivindicado los principios de la socialdemocracia ante un futuro "complejo e incierto" y en el que ya se vislumbran las elecciones europeas de 2024. Además ha señalado como retos a la tecnología, que ha transformado nuestras vidas a niveles que "no comprendemos completamente", el cambio climático, que "amenaza el futuro de nuestro planeta", además de la pandemia y los conflictos bélicos que asolan Ucrania y Oriente Medio.

En ese sentido, ha señalado que la desigualdad "es una fuerza corrosiva contra la coexistencia y la paz" y que la educación es "la mejor inversión que una sociedad puede hacer".

"O enfrentamos toda esta transformación enorme, el cambio climático, la transformación digital con la justicia social, o la prosperidad decaerá: o Europa avanza o Europa cae", ha incidido el presidente del Gobierno.

Ligado a esto, Sánchez ha remarcado frente a sus compañeros alemanes que la mejor manera de garantizar el progreso es continuar defendiendo los principios de la familia política socialista, esto es, la democracia social: "Estamos aquí para promover un futuro con más justicia social; con más derechos y libertades, y con más democracia".

En ese contexto, ha insistido en que los socialistas deben transmitir un mensaje de esperanza, especialmente a la generación más joven, y que el estado del bienestar sigue siendo, como fue originalmente, una herramienta contra el retorno del fascismo.

El presidente español ha terminado su alocución expresando su apoyo a su homólogo alemán, el canciller Olaf Scholz, con la mira puesta en las elecciones europeas del próximo año, momento en el que la unidad y los valores socialistas serán clave, según Sánchez.

También te puede interesar...