Sesión de control al Gobierno: Pedro Sánchez contra todos

Sesión de control al Gobierno: Pedro Sánchez contra todos 

El presidente del Gobierno acude al Congreso de los Diputados con los partidos que soportan la coalición nuevamente enfrentados.

Pedro Sánchez en una sesión de control al Gobierno previa.
Pedro Sánchez en una sesión de control al Gobierno previa.Eduardo Parra - Europa Press

Después del tenso cara a cara con Alberto Núñez Feijóo en el Senado, Pedro Sánchez acude este miércoles al Congreso de los Diputados para la sesión de control al Gobierno con los partidos que soportan la coalición nuevamente enfrentados.

Sin embargo, Pedro Sánchez defenderá la unidad del Gobierno de coalición ante los diputados del Congreso, a pesar de que las discrepancias entre los miembros de Unidas Podemos y PSOE son cada vez más evidentes. El último punto de fricción ha sido el tope al precio de los alimentos, donde el partido morado reclama un mayor control mientras que los socialistas lo descartan. 

Este choque se suma a los ocurridos por la reforma de la ley del solo sí es sí y a la crítica que hace unos días hacía la Secretaria General de Unidas Podemos, Ione Belarra, sobre el papel que juega España en la guerra de Ucrania, acusando a la parte socialista del Gobierno de coalición de cumplir con los deseos de Estados Unidos de enviar más armamento a Ucrania.

“Hoy necesitamos desde España dejar de hacer seguidismo a los intereses de Estados Unidos. Solemnemente, pido al PSOE que reconsidere su posición y reconozcamos que haber contribuido a la escalada bélica es un error y articulemos una nueva alianza de países por la paz”, afirmaba Belarra durante la III Conferencia Europea por la Paz celebrada en Madrid. 

La reforma de la 'Ley del sí es sí'

Otra cuestión que ha provocado la división interna del Gobierno, la reforma de la conocida como 'Ley del sí es sí', volverá al hemiciclo con preguntas a Pedro Sánchez sobre una cuestión que arrastra a Unidas Podemos en las encuestas. Lo hará después de que la titular del Ministerio de Igualdad, Irene Montero, haya asegurado que no contempla hacer más propuestas sobre la reforma, retando además al PSOE a ofrecer un nuevo texto.

"Estamos cediendo por encima de todas nuestras posibilidades, estamos aceptando reformar la ley, subir penas si ese es el deseo del presidente aunque el feminismo no cree que eso necesariamente suponga una mejor respuesta a las víctimas",  enfatizaba Montero recalcando que su deseo es llegar a un acuerdo con sus socios antes del 7 de marzo.

Precisamente, la secretaria general del PP y portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, ha vuelto a optar por una pregunta abierta y se interesará por saber si el jefe del Ejecutivo "cree que su Gobierno suma". El enunciado no da más pistas, pero todo apunta a que la dirigente del Partido Popular aprovechará para echar en cara al presidente las discrepancias entre los dos socios del Gobierno a cuenta de asuntos como la guerra de Ucrania o la Ley del 'Sólo Sí es sí'.

Trenes de Asturias y Cantabria y estado de la juventud

Más allá del enfrentamiento interno del Gobierno, Pedro Sánchez tendrá que responder también sobre otros aspectos que marcan la actualidad política española, como son la crisis de los trenes que no caben en los túneles de Asturias y Cantabria, los retrasos en la conexión ferroviaria del Eje Atlántico, en la que jugó un papel importante la dimitida Isabel Pardo de Vera o los problemas de la juventud.

El portavoz del PNV en la Cámara Baja, Aitor Esteban, buscará que el jefe del Ejecutivo confirme que el Gobierno francés piensa posponer "una vez más" la conexión ferroviaria del Eje Atlántico. Durante su intervención, Esteban se hará eco de un informe publicado por el Elíseo que modifica el horizonte temporal acordado por ambos gobiernos para esta infraestructura en la cumbre celebrada en Barcelona el pasado enero.

Por su parte, la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, lleva a la sesión de control, que comenzará a las 9.00 horas, los problemas de los jóvenes. "¿Terminará con el abandono social, laboral y político que vive la juventud?", reza la pregunta registrada por la formación vasca.

Moción de censura

Habrá que ver, probablemente lo haga, si la moción de censura planteada por Vox, que no registrada, se cuela en alguno de los cara a cara que se mantengan durante la sesión de control en el Congreso. 

El veterano Ramón Tamames aceptaba ayer martes ser el candidato propuesto por el partido de ultraderecha de Santiago Abascal para liderar una moción de censura condenada al fracaso. Tres meses después de anunciar que la presentarían, la ultraderecha aún no tiene texto de propuesta todavía, pero ya tiene candidato.

Se trata de la segunda que lanza el partido de ultraderecha contra el presidente del Gobierno en lo que va de legislatura. Esta vez, a diferencia de la anterior, que la encabezó Santiago Abascal, Vox quería una figura de consenso (a su manera).