Unos clientes se van sin pagar y la medida que toma el restaurante es completamente incomprensible

Unos clientes se van sin pagar y la medida que toma el restaurante es completamente incomprensible

Increíble, pero cierto.

Una persona repasa la cuenta antes de pagar en un restaurante.Getty Images

Los 'simpa', esos comportamientos incívicos que consisten en que los clientes se marchan sin pagar de los restaurantes, tienen repercursiones muy negativas para los negocios. Pero, en caso de jefes desaprensivos, también los propios trabajadores pueden sufrir los efectos.

La cuenta de Twitter @soycamarero ha compartido la experiencia de una camarera que tuvo que acabar abonando la cuenta de los clientes que se fueron sin pagar. "Todos los día salgo poco antes o sobre las 23.00 del trabajo, ayer dejé una mesa en terraza con dos personas cenando", empieza relatando.

Y sigue: "Casi media hora después de salir me llamaron para avisarme de que no había nadie en terraza, que se habían marchado y pues, en fin, la pareja que dejé en la fase de postres se fueron sin pagar".

La empleada subraya que donde trabaja hay "un solo camarero para un local de 18 mesas dentro del bar, más de 10 metros de barra, la caja, la plancha, lavavajillas y terraza con 13 mesas, todo para uno solo", por lo que insiste en que "es fácil que pueda haber una incidencia como esa".

Pero lo increíble llega al final del relato: "Hoy, al entrar en mi turno, la esposa del jefe me ha reclamado el pago de la comida servida y tuve que pagarlo. El jefe guardó silencio, no dijo nada, ni nada. Y pues, nada".  Y la camarera adjunta la foto del precio de la comida: más de 34 euros.

La Policía avisó hace unos días de que "hacer un simpa te puede salir muy caro" porque "si te vas sin pagar lo que consumes en un establecimiento podrías estar cometiendo un delito de estafa". Y, ojo, porque las penas van desde multa en los casos leves hasta ocho años de prisión en los agravados.

También te puede interesar...