POLÍTICA
22/09/2012 14:10 CEST | Actualizado 22/09/2012 19:01 CEST

Mariano Rajoy, durante un discurso en Ourense: "Tengo que creerme a mí mismo"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado en un acto en Ourense -de cara a las elecciones gallegas del 21 de octubre- que tiene que creerse a sí mismo. Tras asegurar que los militantes de base son clave para la organización ("los generales son importantes, pero sin tropa no se va a parte alguna"), y antes de continuar con su discurso, hizo una pausa para decir: "Que conste que esto es lo más importante que quería decir hoy. Y como es lo que creo, tengo que creerme a mí mismo". En este sentido, este mismo viernes Rajoy había asegurado: "Yo creo que las pensiones las subiremos".

Rajoy se ha referido también a la reunión que esta semana ha tenido con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, tras las movilizaciones en Cataluña a favor de la independencia. "Todos hemos visto lo que ha pasado este semana. Yo quiero hablar, quiero dialogar, escuchar, pero esto no consiste en que las cosas son blancas o negras, porque hay otros tonos en la vida, y otros intereses y otros sentimientos. Estoy a disposición de quien quiera hablar conmigo, pero las soluciones a los problemas no se arreglan creando otros problemas ni se sale de una crisis creando otra crisis. En España es posible encontrar puntos de encuentro y yo no voy a ser el responsable de que eso no ocurra si es que al final no ocurre", ha señalado.

Durante el acto en Ourense, en el que no estaba presente el candidato del PP a la presidencia de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, Rajoy ha alabado la política que éste ha desarrollado durante los últimos cuatro años: "Galicia, a pesar de las dificultades, ha capeado la crisis mejor que nadie. Ha sido así porque ya en el año 2009, Feijóo, que fue el pionero del cambio que España necesita, empezó a actuar mientras otros todavía no se habían enterado de la que se nos venia encima".

ALTERNATIVAS

Ha insistido, además, en su tradicional discurso: "España tiene algunos problemas: hemos gastado lo que no teníamos, durante muchos años. Como la cosa iba bien, no se hicieron las reformas necesarias; tenemos un problema importante en el sector bancario, que hace años prestaba demasiado y que ahora no presta nada, y sin crédito es muy difícil que haya inversión y sin inversión no hay empleo, sin empleo no hay gente que pague impuestos y sin ello es difícil que haya recursos para mejorar los servicios públicos".

Rajoy ha comparado, además, la candidatura de su partido a las elecciones gallegas con las de los demás: "La nuestra es una alternativa seria. Lo otro, lo que hay enfrente, es la suma, que en realidad es una resta, de 1000 partidos mal avenidos. La alternativa de quien nos dejó en la situación que ahora estamos intentando arreglar. Su único punto programático es que no gobierne el PP. O seguimos por la senda que se ha marcado estos 4 años o retrocedemos y tendremos un gobierno formado por varios partidos".

NUEVOS TIEMPOS