INTERNACIONAL
05/03/2013 15:09 CET | Actualizado 05/05/2013 11:12 CEST

Arabia Saudí aplaza la ejecución de siete acusados de un robo cuando eran menores de edad

AFP

Siete hombres seguirán viviendo, al menos de momento. Arabia Saudí ha aplazado la ejecución los acusados de robo a mano armada que han logrado generar una campaña internacional de asociaciones contra la pena de muerte.

Los acusados eran menores de edad cuando se produjeron los hechos y podrían tener ahora la posibilidad de ser juzgados de nuevo, según informaron fuentes de la familia y amigos de los condenados.

El hermano de uno de los sentenciados a muerte, Dheeb al Qahtani, ha confirmado que el príncipe Faisal bin Jaled, el gobernador de la provincia de Asir, donde se cometió el delito, en el sureste del país, ha ordenado la suspensión de las ejecuciones. "Esperamos que el Abu Miteb (el rey Abdulá) ordene su liberación", ha declarado.

CONFESIÓN FORZADA

Los amigos y familiares de los siete hombres han revelado este martes que se les obligó a confesar crímenes sin resolver con los que nada tenían que ver.

"La investigación estaba plagada de violaciones que han distorsionado el juicio", ha asegurado un amigo de la familia de uno de los condenados , Mohamad al Rabhan. "No estamos diciendo que no sean culpables. Estamos diciendo que el castigo por sus crímenes no merece ser la pena de muerte", ha añadido.

DENUNCIA DE AMNISTÍA

Amnistía Internacional (AI) denunció este lunes las ejecuciones y reveló que los siete hombres, condenados en 2009, tres años después de cometer el robo, fueron torturados por las fuerzas de seguridad para obtener una confesión.

"Durante su interrogatorio recibieron fuertes palizas, les negaron la comida y el agua, les impidieron dormir, les tuvieron catorce horas seguidas de pie y les obligaron a firmar confesiones", criticó la ONG.

80 EJECUTADOS EN DOS AÑOS

La última vez que Riad ordenó una ejecución en grupo fue en 2011, cuando a ocho bangladeshíes se les aplicó la pena capital por participar en un robo a mano armada en el que murió un guardia de seguridad. Según Amnistía, en los primeros dos meses de 2013, las autoridades saudíes han ejecutado a 17 personas.

En 2011 y 2012 se ejecutaron en todo el año a unas 80 personas. En Arabia Saudí, la pena capital se contempla para cargos como asesinato, robo a mano armada, tráfico de drogas, magia negra y hechicería

PULEVA PARA EL HUFFPOST