POLÍTICA
09/06/2013 14:22 CEST | Actualizado 09/06/2013 14:22 CEST

Moncloa envió a los Ministerios la instrucción de no comentar la entrevista de Aznar en televisión

EFE

Tras la entrevista a José María Aznar del 21 de mayo en Antena 3, varios ministros optaron por guardar silencio. "Sin comentarios", dijo José Manuel Soria; "Buenas noches", apuntó Miguel Arias Cañete. Ahora ya se sabe el porqué de sus (pocas) palabras.

El Gobierno hizo llegar a los Ministerios la instrucción de que no comentaran la entrevista que se había emitido poco antes con críticas a la gestión de Mariano Rajoy y petición expresa de bajada de impuestos cuanto antes. En el citado mensaje enviado desde el Palacio de la Moncloa se recomendaba que los ministros, ante las preguntas de la prensa, respondieran que no acostumbran a "comentar" las opiniones, según ha podido saber Europa Press.

Fue la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría la única voz del Ejecutivo que en unas breves declaraciones aseguró ese mismo día que "respetan" las opiniones de Aznar y subrayó que lo que el Gobierno "agradece" son las "aportaciones" para que en España se vuelva a crear empleo.

Al día siguiente, Mariano Rajoy optó también por la prudencia en una rueda de prensa desde Bruselas, pese a que los periodistas le dirigieron media docena de preguntas sobre este tema. Así, dijo que no iba a entrar en polémicas con Aznar, aunque también aprovechó para dejar claro que no iba a cambiar "el rumbo marcado".

CRÍTICAS AL GOBIERNO

Las palabras de Aznar en Antena 3 provocaron un torbellino en el PP. Entre otras cuestiones, pidió bajar ya impuestos, cumplir el programa electoral y llevar a cabo una acción política más decidida frente a la "languidez de la resignación". También insinuó que podría volver a primera línea de la política activa, una opción que no ven viable en su partido.

Las fuentes consultadas por Europa Press achacaron el "ataque" a Rajoy a la falta de apoyo que ha encontrado estos meses en el Ejecutivo y la dirección del PP tras las informaciones sobre la trama de corrupción Gürtel y el llamado caso Bárcenas.

Una semana después el propio expresidente aseguraba en un acto en el Congreso -en el que presentó la colección Biografías Políticas- que él no está "contra nadie" sino que está "con los españoles" y que su deseo es que esa voluntad se lleve a cabo porque "el coste de la no reforma sería inasumible".

CONFERENCIA ORGANIZADA POR ZAPLANA

Cuando siguen los ecos de esas críticas, el expresidente reaparecerá de nuevo este lunes en una conferencia en el Club Siglo que ha organizado su exministro Eduardo Zaplana con motivo del trigésimoquinto aniversario de la Constitución.

Este ciclo de conferencias ha contado en estos meses con profesionales de los medios de comunicación y relevantes figuras del panorama sociopolítico cuya contribución se considera decisiva en estos años de vigencia de la Carta Magna.