POLÍTICA
06/09/2013 15:19 CEST | Actualizado 06/11/2013 11:12 CET

Rajoy, tras reunirse dos veces con Cameron sobre Gibraltar: "Terminará bien para todos"

RTVE

Dos veces se han reunido David Cameron y Mariano Rajoy. Tras los encuentros sobre Gibraltar, al calor de la cumbre del G-20 que ha concluido este viernes en San Petersburgo, el presidente español abandona Rusia prudentemente esperanzado.

El conflicto "terminará bien para todos, que es de lo que se trata", ha dicho Rajoy en rueda de prensa. ¿Por qué pidió el primer ministro británico la reunión? ¿De qué se habló? Rajoy pide que le permitan ser "prudente" y evita detallar el contenido de lo que parece un encauzamiento diplomático del hasta ahora enfrentamiento público a través de los medios de comunicación.

El rifirrafe diplomático, que comenzó en agosto tras la decisión de Gibraltar de tirar decenas de bloques de hormigón al mar para crear un arrecife artificial, ha sido una fuente de tensión durante semanas entre Madrid y Londres.

En la mañana de este viernes, Fabián Picardo, ministro principal del peñón, mantuvo su firmeza contra España y advirtió de que no retirará los bloques de hormigón a pesar de las peticiones del Gobierno español.

Las "conversaciones han sido útiles" y la "sintonía personal es buena", ha dicho Rajoy. "Hemos quedado en seguir conversando", confió. Con parecida respuesta despachó a los periodistas que le preguntaron por las conversaciones con el presidente de Cataluña, Artur Mas, sobre la deriva soberanista de Cataluña. El Gobierno y la Generalitat están trabajando en ello, aunque sin facilitar ningún tipo de detalle.

El presidente sí ha sido un poco más claro a la hora de exhibir los logros de su Gobierno en materia económica, que según él incluyen una balanza de pagos en positivo cuando termine el año y evitar la destrucción de 225.000 empleos gracias a la entrada en vigor de la reforma laboral. Según él, Barack Obama ha elogiado la recuperación española y lo ha emplazado a una visita a Washington.

"ALGO TENDREMOS QUE HACER" SOBRE SIRIA

Preguntado por un posible ataque de Siria, Rajoy ha destacado que "los crímenes que se han producido no pueden quedar impunes". "Algo tendremos que hacer", ha asegurado, advirtiendo de que todavía no es el momento de atacar.

De momento, España quiere que "continúe la investigación abierta por la ONU" y se apueste por una "solución política y negociada" al tiempo que se da una respuesta a los "problemas humanitarios, el verdadero drama" con cientos de miles de refugiados y al menos 110.000 sirios muertos (de ambos bandos), según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

#YONOMEOLVIDO