POLÍTICA
10/02/2014 19:27 CET | Actualizado 10/02/2014 19:32 CET

La Guardia Civil dice que los inmigrantes 'remolcados' estaban en aguas marroquíes

Deportación en la frontera sur. Melilla. from prodein on Vimeo.

La Guardia Civil ha respondido este lunes a la ONG Prodein, que este fin de semana ha difundido una grabación que muestra cómo una patrullera empuja a dos inmigrantes sin dejarles subir a bordo supuestamente desde Melilla hasta aguas marroquíes.

La Guardia Civil asegura en un comunicado que los agentes comprobaron que los inmigrantes se encontraban "en perfecto estado de salud" y que les condujeron "al punto más cercano de tierra marroquí" para que las autoridades del país se hicieran cargo de ellos.

Prodeni sostiene, sin embargo, que "los inmigrantes llevaban tres horas en el agua, debían de estar agotados" y que "en ningún momento los subieron a la embarcación".

La Guardia Civil ha confirmado que los hechos sucedieron en agosto de 2013, pero puntualiza que todo tuvo lugar en aguas marroquíes, por lo que "en ningún momento estas personas estuvieron en aguas españolas, por lo que no se puede hablar de deportación ilegal".

La ONG asegura, por contra, que los agentes detuvieron a los inmigrantes a escasos metros de la playa de Melilla. Entonces, y según describe la organización, la Guardia Civil les hizo agarrarse a la borda del barco y los arrastró por la bahía hasta salir de aguas españolas. Prodein asegura que la patrullera de la Guardia Civil se acerca a la costa sin el conocimiento ni el consentimiento de las autoridades marroquíes.

La organización recalca que este tipo de operación es "habitual" y "viola toda normativa española, europea e internacional" y que se copian así "métodos de mafias que trafican con personas".

El vídeo se difunde días después de que 15 inmigrantes muriesen al intentar entrar en territorio español a través de las aguas próximas a la frontera del Tarajal, el único paso habilitado para el tránsito entre Ceuta y Marruecos. La intervención de la Guardia Civil ha generado muchas dudas y, de hecho, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dará explicaciones en el Congreso.