INTERNACIONAL
05/04/2014 14:11 CEST | Actualizado 05/04/2014 15:44 CEST

Un barco chino localiza una señal que podría proceder de la caja negra del avión malasio desaparecido

AFP

El buque de patrulla chino 'Haixun 01' ha localizado este sábado una señal de pulsos de 37,5 kHz, una frecuencia que podría coincidir con la de la caja negra del avión malasio desaparecido el 8 de marzo, según informa la agencia de noticias estatal china Xinhua.

El buque chino participaba en las tareas de búsqueda del avión en aguas del océano Índico. La señal, que aún no se ha confirmado si está relacionada con el avión de Malaysia Airlines, se detectó a una latitud de 25 grados sur y una longitud de 101 grados este, indicó Xinhua.

En el operativo de búsqueda participaron 10 aviones militares, 3 aviones civiles y 11 embarcaciones, informó el Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas, creado por Australia para esta misión, en su último comunicado.

Según el organismo, las operaciones se centraron en tres zonas situadas dentro de una área delimitada de unos 217.000 kilómetros cuadrados a 1.700 kilómetros al noroeste de la ciudad australiana de Perth, desde la que se coordina el operativo multinacional.

La búsqueda, que hasta el momento no ha permitido encontrar ningún resto de la aeronave que permita determinar su posición exacta, continuó con el rastreo submarino que este viernes iniciaron dos embarcaciones equipadas con sofisticados localizadores de sonidos metálicos e instrumentos acústicos.

El buque de la armada australiana Ocean Shield, que lleva un localizador de cajas negras prestado por la Armada estadounidense, y el navío británico Echo de investigación oceanográfica llevan a cabo este rastreo que persigue detectar señales que todavía debería emitir la caja negra.

Ambos buques inspeccionan un sendero de 240 kilómetros para intentar localizar este dispositivo, cuyo sistema de localización se puede detectar en un radio de apenas unos 1,6 kilómetros.

El avión del vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después de despegar.

Embarcaron 153 chinos, 50 malasios (12 formaban la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que utilizaron los pasaportes robados a un italiano y un austríaco.

La policía malasia dijo esta semana que no considera responsables de secuestro, sabotaje y problemas psicológicos o personales a los 227 pasajeros que viajaban en el avión.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...