POLÍTICA
29/08/2014 07:55 CEST | Actualizado 29/08/2014 07:55 CEST

Los deberes de Rajoy para el nuevo curso político

MONCLOA

Mariano Rajoy vuelve al cole. Este viernes el Consejo de Ministros retoma su actividad y da el pistoletazo de salida del nuevo curso político, unos meses clave antes de las elecciones autonómicas y locales de 2015. Se acabaron las caminatas por Galicia y la tardes viendo ciclismo, es hora de hacer política.

¿Cuáles son los principales retos para el presidente?

MIRANDO A CATALUÑA

El referéndum independentista centrará el debate político en lo que queda de año. El día 11 tendrá lugar la Diada -Fiesta Nacional de Cataluña-, una jornada en la que el soberanismo exhibirá músculo. Para este año, la Assemblea Nacional Catalana y Òmnium preparan una gran concentración entre la Avinguda Diagonal y la Gran Vía de les Corts Catalanes de Barcelona formando una V ("vía, voluntad, votar y victoria") con los colores de la senyera. Hasta el momento, apenas se han apuntado más de 200.000 personas.

La Diada supone el mejor termómetro para palpar la situación en la comunidad tras dos años marcados por espectaculares movilizaciones. Los sectores independentistas quieren recalcar el día 11 que no hay marcha atrás en la consulta soberanista del 9 de noviembre.

“Votar se votará”, ha dicho esta semana el portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ante la presión por un lado de sus socios de ERC y, por otro, del Gobierno central. Rajoy mantiene que no habrá referéndum porque es ilegal y ha logrado este lunes el respaldo público de la canciller alemana, Angela Merkel. Todo un jarro de agua fría para el respaldo internacional que busca Artur Mas.

(Sigue leyendo después del vídeo)

LA REFORMA ELECTORAL EXPRÉS

Durante este verano, el Gobierno ha hecho pública su intención de reformar la ley electoral para cambiar la forma de elegir a los alcaldes. Aunque todavía no se ha presentado oficialmente el texto, el Ejecutivo de Rajoy ha avanzado que persigue que sea la lista más votada la que consiga la Alcaldía.

La oposición ya ha mostrado su rechazo a un cambio de esta trascendencia a nueve meses escasos de las elecciones locales de 2015. Si se aplicara esta norma, los populares lograrían conservar ayuntamientos que están en peligro, según las encuestas, como Madrid y Valencia e, incluso, aumentaría el número de consistorios que hoy tienen en su poder.

Su idea es comenzar a negociar durante todo el mes de septiembre con el resto de partidos. El PSOE ha definido de “cacicada” la medida y está tejiendo alianzas para crear un gran frente político. Los populares miran a CiU como pareja de baile en este proyecto.

(Sigue leyendo después de la fotografía)

Rita Barberá y Mariano Rajoy

VUELVEN LOS RETOS ELECTORALES

El PP busca este cambio exprés para intentar mantener el extraordinario poder territorial que ostenta desde 2011. Nunca los populares tuvieron tantas instituciones como hoy y eso hace que las duras políticas que salen de La Moncloa se apliquen en todo el territorio.

En los comicios locales y autonómicos de 2015 es donde más cargos se reparten, es decir, la mayor bolsa de empleo de políticos. Después, solo queda repartirse unos cientos de escaños en el Congreso y en el Senado.

Los populares han comenzado a diseñar su estrategia -que se basará principalmente en la mejora macroeconómica- de cara a estas elecciones. Rajoy pidió un plan de acción a Génova para recuperar a sus votantes. En las europeas se dejaron por el camino 2,6 millones de sufragios respecto a las elecciones a la Eurocámara de 2009.

Las municipales son el primer paso hacia la Presidencia del Gobierno -suelen marcar el inicio de los ciclos políticos- y se celebrarán medio año antes de la generales -previsiblemente en noviembre de 2015-.

En estas elecciones los populares no tienen la vista puesta solo en el PSOE, hasta ahora su rival a batir. Por primera vez concurrirá Podemos, un auténtico fenómeno que amenaza con cambiar las reglas. En el último barómetro del CIS, la formación que encabeza Pablo Iglesias figura ya como la tercera fuerza política del país, a tan solo cinco puntos del PSOE.

(Sigue leyendo después del gráfico)

LA BATALLA DE MADRID

Durante este otoño se jugará una auténtica batalla interna en el PP para encabezar las listas de las elecciones municipales y autonómicas. Y la última palabra siempre la tiene Rajoy.

Los populares están preocupados por la situación de Madrid, gran bastión popular incluso en la época dorada de José Luis Rodríguez Zapatero y un caladero de votos para conseguir el poder nacional. La situación ha cambiado radicalmente desde los últimos comicios, pues los entonces líderes, Esperanza Aguirre en la Puerta del Sol y Alberto Ruiz-Gallardón en Cibeles, han abandonado sus puestos durante la legislatura.

Madrid tiene ahora a dos ‘herederos’ en los puestos clave: Ana Botella en el ayuntamiento e Ignacio González en la Comunidad. Ninguno se ha enfrentado directamente al electorado y las encuestas dicen que la unión de la oposición podría desplazarlos de los sillones de mando.

La designación de los candidatos será una de las elecciones más difíciles que tiene sobre su mesa Rajoy. González ya ha dicho públicamente que quiere repetir y Botella no ha sido tan directa, pero alienta su intención de seguir mediante sus constantes declaraciones sobre un proyecto de futuro para la ciudad. Eso sí, en sus espaldas llevan fiascos como los Juegos Olímpicos de 2020 o la fallida construcción de Eurovegas. Y además aparecen las sombras de la emergente delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, y de la propia Esperanza Aguirre.

(Sigue leyendo después de la fotografía)

Cristina Cifuentes, Ignacio González y Ana Botella

¿Y LA LEY DEL ABORTO?

“Yo creo que estoy en condiciones de decirles que el proyecto se aprobará antes de que termine el verano”. Esto dijo a finales de julio el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en relación a esta polémica ley, aunque precisó que acaba la estación “en el mes de septiembre”.

Se agota el tiempo para que se apruebe la reforma. La presión interna de los barones ha hecho que la durísima ley prometida a la Iglesia se haya postergado. Si Rajoy ha conseguido que no afloraran ante los medios críticas de su partido a decisiones tan impopulares como los recortes en Sanidad y Educación, con el aborto no lo ha conseguido.

Entre los que piden que no se apruebe sin consenso se encuentra el presidente extremeño, José Antonio Monago, uno de los líderes territoriales con más proyección y que es consciente del daño que puede hacer la ley Gallardón en los comicios territoriales. La decisión de la ley del aborto no se tomará de manera colegiada. Lo hará personalmente el propio Rajoy.

(Sigue leyendo después de la fotografía)

Monago y Gallardón

LA RECUPERACIÓN A RAS DE SUELO

Rajoy tiene clara su tabla de salvación: la recuperación macroeconómica. El presidente quiere presentarse en las elecciones de 2015 como el capitán del Gobierno que salvó a España del rescate.

El principal problema que tiene el presidente para que cale su mensaje es que esa recuperación no ha llegado a las familias y puede que no se note antes de las próximas elecciones. La reforma fiscal y la bajada de impuestos llenarán los discursos durante estos meses para que los ciudadanos interioricen el discurso.

Merkel le ha echado una mano esta semana alabando las reformas llevadas a cabo, aunque todavía tienen que llegar algunas más. Rajoy presume de que España encabeza la tasa de crecimiento europea, con un 0,6% del PIB en el segundo trimestre del año, en un momento de estancamiento en la zona euro.

Todo cifras macro. Rajoy intentará vender estos datos, pero el principal escollo económico es el desempleo. Los miles de votantes en paro que optaron por el PP en 2011 pueden cambiar el sentido de su voto tras años sin encontrar el prometido empleo.

ESPAÑA HA VUELTO...

Este fin de semana será crucial para la Unión Europea con la elección del nuevo presidente del Consejo -que sucederá a Herman Van Rompuy- y el jefe de la diplomacia comunitaria. En el nuevo reparto de poder, España aspira a que Miguel Arias Cañete ocupe una cartera de peso en la Comisión y que Luis De Guindos consiga la presidencia del Eurogrupo.

Rajoy llegó al poder con el lema de “España ha vuelto”. Es su gran test sobre su influencia en Bruselas. Con Cañete ya fuera, la duda es si Guindos ganará el máximo sillón del Eurogrupo y si saldrá del Ejecutivo español. No han pasado desapercibidos los cambios durante este mes de agosto en el complejo ministerial de Cuzco, con la designación de Íñigo Fernández de Mesa como nuevo 'número dos' de Economía. Esto lo coloca en la mejor posición de cara a un futuro cambio de Gobierno.

Rajoy siempre ha presumido de que no hará cambios en su equipo, sino los mínimos retoques necesarios. Su intención, según ha proclamado públicamente, es aguantar con el mismo gabinete hasta las elecciones generales. Por lo tanto, los posibles cambios solo llegarían si se ve obligado por movimientos en los puestos europeos o por la necesidad de tirar de algún ministro para encabezar listas en las municipales y autonómicas.

(Sigue leyendo después del vídeo)

NUEVO RIVAL

Durante el periodo estival Rajoy ha visto caer a Alfredo Pérez Rubalcaba y ascender hasta lo máximo a Pedro Sánchez, nuevo secretario general del PSOE desde el congreso extraordinario de finales de julio.

En este nuevo periodo en las Cortes, Rajoy se tendrá que enfrentar a Sánchez en la sesiones de control. El socialista se ha marcado como principal meta la recuperación de la clase media, el principal caladero de votos y que dio en parte la espalda a su partido desde los recortes de mayo de 2010.

Además, Rajoy se opone a otra de las propuestas estrella del PSOE: la reforma federal de la Constitución. En lo que sí quiere contar el presidente del Gobierno con Sánchez, y por ahora van juntos de la mano, es en el no rotundo a la consulta catalana.

Nuevos tiempos, pero Rajoy resiste. Tiene muchos deberes para este curso. La mochila ya está preparada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

NUEVOS TIEMPOS