INTERNACIONAL
28/03/2015 11:46 CET | Actualizado 28/03/2015 16:23 CET

Amanda Knox, absuelta de la muerte de su compañera de piso

El Tribunal de Casación de Italia ha absuelto a Amanda Knox y a su ex novio Raffaele Sollecito del asesinato de la compañera de piso de ésta, la británica Meredith Kercher, poniendo fin a un largo proceso judicial. Contra este fallo no cabe recurso, por lo que es el punto y final al caso.

Knox y Sollecito fueron condenados el 30 de enero de 2014 por un tribunal de Florencia a 28 y 25 años de cárcel, respectivamente, por el crimen de Kercher, ocurrido en 2007. Este fallo elevó las penas impuestas en primera instancia, que también fueron revocadas.

Knox, que está en Seattle desde 2011, ha confesado que se siente "tremendamente aliviada". "Estoy muy contento ya que finalmente ha ganado la verdad. Ella es inocente", ha dicho David Marriott, portavoz de la joven norteamericana.

En la misma línea se ha expresado Sollecito. "Me siento inmensamente feliz de que el Poder Judicial que me condenó injustamente hoy me haya devuelto la libertad y la dignidad. Todavía no me lo creo", ha confesado, según el diario La Repubblica.

El abogado de Knox, Carlo Dalla Vedova, ya ha adelantado que reclamarán una indemnización por encarcelamiento indebido. "Amanda fue condenada a tres años por un delito de calumnias, pero la prisión preventiva ha superado esta pena", ha recordado, por lo que no tiene que entrar nuevamente en prisión.

UN LARGO PROCESO

Knox era la principal acusada del delito de homicidio por la muerte en noviembre de 2007 de su compañera de piso, que apareció en el apartamento con 43 puñaladas. Sollecito, entonces novio de Amanda, también fue acusado de participar en el crimen.

La joven estadounidense ha reiterado en numerosas ocasiones su inocencia y ha asegurado que la noche del homicidio se encontraba con Sollecito en el apartamento del italiano, fumando marihuana y viendo la película Amelie.

El nuevo veredicto es el cuarto que obtienen los principales acusados y llega después de que el Tribunal de Casación anulase hace un año la absolución de Knox y Sollecito y ordenase la repetición del juicio.

La sede judicial, sin embargo, rechazó el recurso de Knox contra su condena a tres años de prisión por calumnias a Patrick Lumumba, el dueño de un bar al que acusó de haber asesinado a Kercher. La estadounidense no tuvo que cumplir esta pena al haber permanecido cuatro años en prisión preventiva, dentro de los 26 años a los que fue condenada en primera instancia por un tribunal de Perugia, donde se cometió el asesinato.

Y ADEMÁS...