POLÍTICA
21/06/2015 16:03 CEST | Actualizado 21/06/2015 16:03 CEST

Los barones socialistas coinciden en el fortalecimiento del liderazgo de Sánchez

REUTERS

Lo ha dicho un barón socialista: "A la chita callando Pedro Sánchez va a conseguir la Moncloa", y poco después el desde hoy candidato a presidente se ha presentado ante los españoles con el traje y la escenografía de quien se ve a sí mismo en ese papel.

Ha sido ante unas 2.000 personas, en el madrileño teatro Circo Price, donde Sánchez ha pronunciado su primer discurso como candidato con la bandera de España, el escudo constitucional y el lema "el cambio que une" como únicos elementos de una puesta en escena efectista que ha suplido la falta de novedades de fondo.

Once meses después de hacerse con las riendas del partido, Sánchez ha obtenido de los suyos el respaldo para ser presidente, porque, "a la chita callando", ha desactivando a los críticos, ha sorteado las piedras del camino y ha salido airoso de unas elecciones, las municipales y autonómicas, que han devuelto un poder territorial al PSOE que a él le hace fuerte.

Con él han estado Rubalcaba y Zapatero, Susana Díaz y Alfonso Guerra, Miquel Iceta y Carmen Chacón, los barones, los miembros de su ejecutiva y, sobre todo, su mujer y sus hijas, porque para un acto presidencialista nada mejor que ellas.

No han podido acudir Felipe González (de viaje en Brasil) ni Joaquín Almunia, ni ha querido hacerlo Eduardo Madina, pero Begoña Gómez, como si de unas primarias norteamericanas se tratara, ha ocupado hoy el primer plano de quien ha optado por un flamante vestido rojo para su papel de primera dama.

"TE LO HAS GANADO"

Tres paseíllos han precedido el de Sánchez: el de los miembros de la ejecutiva, el de los 'barones', con la andaluza Susana Díaz como guía, y el de los 'pesos pesados' José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba, Alfonso Guerra, Cándido Méndez y César Luena.

Tras ellos y con la telegenia que tanto le ayuda, Sánchez ha saltado a la pista regalando apretones de mano, guiños y sonrisas. Entre los testigos, el actor Álvaro de Luna y el nonagenario militante del PSM Eustaquio, el mismo que irrumpió hace menos de un mes en Ferraz con el objetivo de hablar con Sánchez para "impedir que pacte con la derecha".

A todos ellos, les ha ofrecido un cambio "valiente" y "seguro" y les ha prometido "unir a todos los españoles", les ha levantado del asiento al recordar al recientemente fallecido Pedro Zerolo y les ha dicho que acepta con "humildad" y "emoción" la candidatura.

"Te lo has ganado, Pedro", ha proclamado en el papel de telonero el asturiano Javier Fernández. "Te lo has ganado con trabajo, humildad y determinación. Estás listo, has demostrado que se puede confiar en ti", ha continuado, mientras la andaluza Susana Díaz le escuchaba con la mano en su embarazada tripa y una sonrisa en los labios.

Y ADEMÁS...

El HUFFPOST PARA EL ÁGUILA