POLÍTICA
22/07/2015 16:24 CEST | Actualizado 22/07/2015 16:29 CEST

Reforma electoral para las municipales: así quiere el PP que se elija a los alcaldes

GTRES

El PP ha llevado este miércoles al Congreso su propuesta de reforma electoral para los comicios municipales con la idea de forzar el debate con las demás fuerzas políticas, especialmente con el PSOE, aunque previsiblemente no dé tiempo a aprobar dicha reforma antes de que se disuelvan las Cortes.

Los populares han elegido la fórmula de la creación de una subcomisión -cuya solicitud ya han registrado- cuyos trabajos quieren iniciar en septiembre, no sólo para recibir a expertos sino también para debatir las propuestas que tengan los distintos partidos.

Esta es la del PP, que según su portavoz en la cámara baja, trata de evitar "situaciones chocantes" como las sucedidas desde las pasadas elecciones locales, cuando mediante lo que él llama "pactos de despacho" se han alzado como alcaldes candidatos que habían obtenido porcentajes de votos muy pequeños como el 16 % en el caso de Pamplona o el 19 % en el de Las Palmas.

MAYORÍA ABSOLUTA CON EL 35% DE LOS VOTOS

La propuesta del PP prevé una prima de concejales equivalente a la mayoría absoluta para el partido que obtuviera más del 35% de los votos y, al menos, una diferencia de cinco puntos a la siguiente candidatura. Es decir, bastará el 30% para tener automáticamentela mitad más uno de los puestos de concejal en el Ayuntamiento.

O DEL 30%

Esa misma prima de concejales la conseguiría la lista que haya conseguido al menos el 30% de los sufragios cuando haya obtenido diez puntos de diferencia con el segundo más votado.

SEGUNDA VUELTA, SIN POSIBILIDAD DE COALICIONES

Cuando no se produzca ninguno de los anteriores supuestos, el PP propone una segunda vuelta entre las listas que hubieran obtenido más del 15% de los votos, quedando expresamente prohibidas las coaliciones o uniones de candidaturas.

En dicha segunda vuelta, si hay una candidatura con más del 40% de los votos o siete de diferencia con respecto a la segunda, se le adjudicaría la mitad más uno de concejales, es decir, la mayoría absoluta, y el resto se repartirían en función de los resultados de la primera vuelta.

SI TODO FALLA, SÍ A LAS ALIANZAS

De no producirse esos supuestos, se repartirían los concejales según la primera vuelta -lo que llevaría a la búsqueda de pactos como se hace ahora-.

NUNCA A LOS DE MENOS DEL 5% DE REPRESENTACIÓN

En ningún caso se tendrán en cuenta las candidaturas que no logren por lo menos el 5% de los votos, según Hernando.

QUÉ OPINAN LOS OTROS PARTIDOS

El PSOE ha dicho que no quiere ni considerar una reforma de la ley electoral para las municipales hasta que no haya un nuevo Gobierno. El secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, considera "una barbaridad" y de "poco talante democrático" plantear ahora esta reforma.

Prada ha apuntado sin embargo que su partido ha incluido también en sus documentos de trabajo la segunda vuelta para garantizar la gobernabilidad y en el próximo congreso del partido revisará su posición, pero ha dejado claro que una cosa es asegurar la gobernabilidad y otra el interés de un partido por intentar gobernar aunque no tenga mayoría suficiente para hacerlo.

El portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, José Luis Centella, ha tildado este miércoles de "tropelía parlamentaria" y de "golpe de estado institucional" la propuesta del PP. Centella se ha confesado "alarmado" por el planteamiento del PP y ha advertido que, de aplicarse, supondría acabar con la proporcionalidad que hay en los Ayuntamientos porque ya no serviría la máxima de "una persona un voto" y un partido con el 35% de los votos podría acabar teniendo mayoría absoluta "a pesar de que el pueblo no lo haya votado así".

CUÁL SERÁN LOS PRÓXIMOS PASOS

El PP quiere que la creación de esta subcomisión se debata en alguno de los dos plenos previstos para el mes de agosto (sobre el tercer rescate a Grecia o el que se producirá a finales de mes con motivo del debate de totalidad de los Presupuestos). El objetivo es que a comienzos del mes de septiembre, este órgano ya puesta estar trabajando, según Rafael Hernando.

El plazo para culminar sus trabajos que plantea el PP es de tres meses desde su constitución, pero todo estará al albur de cuándo se disuelvan las Cortes por la convocatoria de las elecciones generales que se calculan para finales de noviembre o principios de diciembre.

CÓMO ESTARÁ FORMADA LA COMISIÓN PARLAMENTARIA

La subcomisión estará compuesta por dos representantes de PP y otros dos del PSOE mientras que los demás grupos tendrán uno cada uno. Los acuerdos se adoptarán por voto ponderado y para la realización del informe de la subcomisión podrán comparecer autoridades, funcionarios públicos, interlocutores sociales y cuantas personas "resulten competentes en la materia".

El portavoz del Grupo Popular ha insistido en que se trata de una subcomisión "abierta", máxime cuando esta reforma para la elección de alcaldes puede conllevar la modificación de más de cuarenta artículos de la Ley Electoral.

NUEVOS TIEMPOS