INTERNACIONAL
07/08/2015 13:07 CEST | Actualizado 07/08/2015 13:22 CEST

Las perlas de Donald Trump en el primer debate republicano

AFP

El multimillonario Donald Trump ha vuelto a servirse de su estrategia basada en el espectáculo, lo políticamente incorrecto y lo sorprendente. La ocasión no era para menos: se trataba del primer debate en las primarias del Partido Republicano para elegir candidato para la Casa Blanca en 2016 y él era, sin duda, al que todos querían ver.

Consciente de ello, Trump y su verborrea sin filtro volvió a atacar al "establishment" político, revelando cómo él mismo se ha aprovechado durante años de las fisuras del sistema. El "showman" se ganó, a partes iguales, los aplausos y la ira del público, pero al terminar el debate había logrado su objetivo, ser sobre el que más se hablaba. La prensa de Estados Unidos sólo tenía un nombre para sus titulares: Donadl Trumo, que fue quien intervino en total más tiempo (10.33 minutos, dos más que Jeb Bush) y el más buscado por los internautas durante el debate en plataformas como Google o Facebook.

La culpa de ello, frases como las siguientes:

Trump tuvo la oportunidad de rectificar alguna de sus múltiples salidas de tono, pero no quiso. Afeado por haber llamado a alguna mujer "cerda gorda" y "animal repugnante", el empresario se justificó diciendo que "el problema de este país es que se quiere que todo sea políticamente correcto, y yo no tengo tiempo de ser políticamente correcto".

Trump tampoco ocultó su poca afinidad hacia el actual presidente de EEUU, Barack Obama, a quien volvió a cuestionar cargando principalmente contra su política exterior.

La que es la principal candidata de los demócratas, Hillary Clinton, fue la que recibió uno de los golpes más duros por parte de Trump, que logró sorprender con sus declaraciones sobre cómo había financiado a la ex secretaria de Estado de EEUU.

Sin inmutarse y con la bravuconería que le caracteriza, en todo momento Trump defendió su personalidad y estilo, dejando pocas opciones tanto a sus oponentes como a los presentadores, de lograr que en algún momento vacilara.

Como se esperaba, las polémicas palabras de Trump sobre los mexicanos, que han hecho que aumentara su popularidad, también han estado presentes: "Si no fuera por mí, ni siquiera estarían hablando de inmigración ilegal".

No es la primera vez que Trump deja varias "perlas" en una de sus intervenciones. No te pierdas este vídeo para comprobarlo:

  • Twitter
  • Twitter
  • Twitter
  • Twitter
  • Twitter
  • Twitter
  • Twitter
  • Twitter

APRENDE A USAR TU DINERO