INTERNACIONAL
04/10/2015 12:23 CEST | Actualizado 04/10/2015 12:30 CEST

Un ministro israelí advierte de una operación 'Muro Defensivo 2' en Cisjordania

El ministro israelí de Transporte y de Servicios de Inteligencia, Israel Katz, advirtió este domingo que si se requiere una operación a gran escala como la que su país realizó en Cisjordania en 2002 el Gobierno la hará con el fin de frenar la ola de violencia en la región.

"Endureceremos las medidas contra los palestinos", prometió Katz, primer ministro en funciones y compañero de partido en el Likud del primer ministro, Benjamín Netanyahu. Pronuncia este aviso a raíz de los últimos ataques palestinos, antes de advertir en una entrevista con la radio militar de que "podría haber una nueva operación Muro Defensivo".

Dicha operación, que tuvo lugar en medio de la Segunda Intifada, supuso la entrada de fuerzas israelíes a seis de las ocho zonas bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para confiscar armas y detener a sospechosos de la ola de atentados que sacudía por aquel entonces el país.

La operación neutralizó básicamente la autoridad de la ANP en las zonas que los Acuerdos de Oslo habían dejado bajo su jurisdicción, que sólo le fue devuelta poco a poco tras la muerte de Yaser Arafat en 2004, al que Israel había puesto bajo asedio en esa misma ofensiva dentro de su propia residencia.

Katz afirmó hoy que "Israel deberá tomar decisiones frente a la incitación palestina, cuando el principal incitador es Abu Mazen (el presidente Mahmud Abbas)". "Tenemos que resolver, si lo necesitamos saldremos a una operación Muro Defensivo. Tenemos que endurecer las medidas para ofrecer seguridad a Israel", dijo en otra entrevista al diario Maariv por internet.

REUNIÓN DE URGENCIA Y BLOQUEO EN JERUSALÉN

El primer ministro Netanyahu ha convocado este domingo a los principales altos mandos del Ejército israelí, los servicios secretos y la policía para una reunión de emergencia a raíz del asesinato de cuatro israelíes en dos atentados palestinos desde el jueves, a lo que se añade una ola de violencia que sacude Jerusalén Este y Cisjordania en las últimas semanas. Mañana, lunes, al terminar la fiesta judía de Simjat Torá, final de los Tabernáculos, está prevista una reunión del gabinete del Gobierno para asuntos de seguridad, en la que participarán los ministros más importantes y altos mandos.

La Policía israelí, por su parte, ha cerrado el acceso a la Ciudad Vieja de Jerusalén a todos los palestinos que no residan en la zona, después de varios ataques que tuvieron lugar en la zona en menos de 12 horas.

El domingo por la mañana, la Policía abatió a un palestino que había apuñalado a un adolescente israelí, pocas horas después de que tuviera lugar cerca de la Puerta del León en la Ciudad Vieja un incidente similar en el que murieron dos personas.

Las autoridades han indicado que el acceso a la Ciudad Vieja de la capital triplemente santa está ahora limitado a los residentes, propietarios de negocios locales, estudiantes que acudan a la escuela, ciudadanos israelíes y turistas. Esta restricción durará al menos dos días. La decisión complica notablemente la vida de los palestinos, que tienen en la Ciudad Vieja su centro de oración principal -en la Explanada de las Mezquitas- y uno el principal mercado de la ciudad. Soldados israelíes evacuaron en el complejo de Al Aqsa.

Photo gallery Tensión en Jerusalén (octubre, 2015) See Gallery