INTERNACIONAL
17/10/2015 11:20 CEST | Actualizado 17/10/2015 11:20 CEST

Una pareja jordana comparte su banquete de boda con más de 200 refugiados (VÍDEO)

Una pareja de Jordania convirtió el día de su boda en un día aún más mágico compartiendo su primera cena como marido y mujer con más de 200 refugiados que vivían en la capital del país.

Los recién casados, Mutaz Mango y Basma Omar, se asociaron con la organización local sin ánimo de lucro Collateral Repair Project para invitar a los refugiados del barrio de Hashmi al-Shamali de la ciudad de Amán a la celebración de su boda el día 2 de octubre.

Durante la celebración en el hotel King Ghazi de Amán, los recién casados y sus invitados comieron, bailaron y disfrutaron de las actuaciones de varios grupos de danza locales. La pareja también repartió vales de comida a los refugiados unos días antes del evento.

“Cuando llegamos [a la boda], nos abrumó la cantidad de gente que se alegraba por nosotros”, declaraba Mango al periódico The Jordan Times hace unas semanas. “La verdadera felicidad no conoce fronteras”.

La pareja jordana invitó a más de 200 refugiados del barrio de Hashmi al-Shamali de la ciudad de Amán a la celebración de su boda el día 2 de octubre.

Elena Habersky, directora del programa del Collateral Repair Project, explicó a The WorldPost vía correo electrónico que los refugiados procedían de Siria, Iraq, Palestina, Sudán, Somalia, Yemen y Egipto.

“Mutaz y Basma tenían muchas ganas de ayudar ofreciendo comida a estas familias de refugiados, ya que no tener comida es una de las causas de que se tomen decisiones arriesgadas como sacar a los niños del colegio para que pidan en la calle o volver a sus países torturados por la guerra”, explicaba Habersky.

“Como la ley no les permite trabajar y hacen uso de todo el dinero que tienen ahorrado para pagar un alquiler y comida, después de unos pocos meses, puede llegar a ser imposible para una familia poner un plato sobre la mesa o pagar el alquiler”, añadía.

La pareja quería dar a los refugiados comida y entretenimiento después de que el Programa Mundial de Alimentos de la ONU pusiera fin a las ayudas alimentarias para aproximadamente 229.000 refugiados de Jordania en septiembre.

Según declaró el rey Abdullah II en la Asamblea General de la ONU en septiembre, solo los refugiados sirios suponen un 20 por ciento de la población de Jordania. Los recursos del país, con 6,6 millones de habitantes, también están sufriendo importantes estragos.

Según explicó Habersky, a Mango y Omar se les ocurrió la idea de invitar a los refugiados a su boda después de que el Programa Mundial de Alimentos de la ONU pusiera fin a las ayudas alimentarias para casi la totalidad de los refugiados de Jordania. La ONU anunció el 4 de septiembre que había detenido estas ayudas alimentarias que se les estaban proporcionando a alrededor de 229.000 refugiados sirios de Jordania debido a la falta de financiación.

La buena voluntad de esta pareja va más allá de esta boda. Mango, Omar y el Collateral Repair Project planean utilizar el dinero sobrante de las celebraciones para recaudar fondos para la realización de proyectos en beneficio de los refugiados del barrio, aunque aún no han decidido en qué iniciativas concretas van a invertirlo. La novia, que trabaja en una sastrería, también tiene pensado distribuir máquinas de coser entre las mujeres del barrio.

“Cuando llegamos, nos abrumó la cantidad de gente que se alegraba por nosotros. La verdadera felicidad no conoce fronteras”, declaró el novio.

Este artículo fue publicado originalmente en 'The World Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: