INTERNACIONAL
20/10/2015 09:37 CEST | Actualizado 20/10/2015 09:37 CEST

Las dos Alemanias

La tensión se instala en el centro de Europa. La llegada del invierno hace más penosa la situación de los refugiados e incrementa la tensión en los países de acogida. Hasta el punto de que, en Alemania, se vive una situación que creíamos exclusiva de España...



"Las dos alemanias se enfrentaron ayer en las calles de Dresde". Así comienza la crónica de Luis Doncel para El País después de que, anoche, el movimiento de patriotas anti-islamista Pegida conmemorase su primer aniversario con una manifestación a la que asistieron entre 15.000 y 20.000 personas, sólo dos días después de que en Colonia se atentara contra la nueva alcaldesa por ser favorable a la política de acogida de los refugiados.

Sigue leyendo después de la imagen.

"Los xenófobos reaparecen en Dresde", constata La Vanguardia en un editorial en el que asegura que es Merkel quien más sufre el malhumor de sus conciudadanos. 

En los diarios alemanes, la tensión se refleja en las declaraciones. El ministro del Interior de Sarre, en una entrevista a Die Welt, no duda en asegurar que "Alemania se encuentra en estado de emergencia", y en el Süddeustche, el comentarista Heriber Prantl no duda en comparar a Pegida con la Mafia en Sicilia porque envenena la sociedad alemana. 



En España, algo que envenenaba la convivencia pacífica forma parte ya del pasado...



"Cuatro años sin ETA", constata en primera página El País con dos fotos de la misma calle de la localidad de Pasaia: una pintada de enaltecimiento de ETA ha desparecido.

En una tribuna, Alfredo Pérez Rubalcaba mete una puya al actual ministro del Interior porque "hace ya cuatro años, lo que quedaba de ETA también cabía en un microbús", y mantiene su tesis de que, detrás del alejamiento entre ETA y Batasuna, no está el repudio moral de la violencia, sino "la evidencia de que ETA iba a perder y que en su caída arrastraría a todo el mundo abertzale".  



Pero la actualidad está enfocada en el futuro inmediato, que pasa por las elecciones generales... 



Y la pregunta del momento la plantea El Mundo: "¿Qué le pasa a Pablo Iglesias? El líder de Podemos, que en el debate con Albert Rivera dio muestras de estar cansado, reconoce él mismo que ha perdido frescura, y medita abandonar la Eurocámara y dejar de presentar sus programas televisivos".

Sigue leyendo después de la imagen.

Quién no tiene dudas es Mariano Rajoy, que, leemos en El País, ha acallado "el debate sobre su sucesión hasta las generales". "Lo mejor de lo que pasó la semana pasada es que ya pasó y que ya se resolvió y se zanjó" es la lapidaria frase que el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Luis Ayllón. 

Por cierto que la situación en Cataluña también se supedita a las generales porque, anuncia El Periódico, "Junts pel Sí y la CUP ven difícil cerrar la investidura antes". 



Desde Francia nos llegan unas explicaciones que afectan al mundo del fútbol...



Michel Platini, el presidente suspendido de la UEFA, concede una entrevista al diario Le Monde> en la que se explica. O, mejor dicho, arremete contra aquellos que, según dice, quieren rebozarle en el barro. Reconoce que el cobro de 1,8 millones de euros de Joseph Blatter fue resultado de un acuerdo verbal por sus labores de asesoramiento a la FIFA entre 1999 y 2002. En cualquier caso, reitera su voluntad de presentarse a la presidencia de la FIFA.  



En Canadá, la victoria de los liberales y la derrota del conservador Harper son evaluadas como un cambio importante por la prensa estadounidense...



De hecho, el Wall Street Journal detalla las cinco cuestiones que van a cambiar con Justin Trudeau en el Gobierno de Otawa, y algunas de ellas son tan importantes como que Canadá dejará de apoyar a Estados Unidos en la lucha contra el Estado Islámico, el relanzamiento de las relaciones exteriores con México, el recorte de los impuestos para las clases medias y la legalización de la marihuana.  



El tuit de hoy nos sirve para recordar que mañana es una fecha muy especial... 



El 21 de octubre de 2015 es el día en que Marty McFly regresó al futuro desde 1985. Una excusa perfecta para que el diario francés Libération dedique cuatro páginas a analizar si, en estos 30 años de salto temporal, se han cumplido algunas de las previsiones esbozadas por la ciencia ficción. Por ejemplo, la realidad virtual se ha cumplido. No así la máquina para viajar en el tiempo.

EL HUFFPOST PARA VODAFONE