ECONOMÍA
29/12/2016 17:34 CET | Actualizado 29/12/2016 17:34 CET

Trucos para que las compras de Navidad no te saquen de quicio

Pixabay

La Navidad no es buena para la salud. Insomnio (65%), dolores de cabeza (52%), malestar muscular (80%) y problemas estomacales (54%) son las principales respuestas físicas al estrés asociado a estas fechas. Los porcentajes proceden del estudio de V Estudio Nascia, que además aventura que seis de cada diez españoles sufrirán estos síntomas. El consumo y los gastos al alimón, junto con el exceso de compromisos sociales, son las mayores fuentes de malestar estas fechas. Los gastos y los gatos, que en estas fechas se cambian por liebres.

Desde El Huffington Post te presentamos algunos trucos para enfrentar las típicas situaciones navideñas de descalabro económico. Y la solución pasa por ponerse uno de estos dos trajes: el de ahorrador o el consumidor avezado.

COFRADÍA DE LA MESURA DEL GRAN PODER

Sé comedido, my friend, y pon una plantilla de Excel en tu vida. Funciona para todo, pero es principalmente útil para presupuestar, programar y organizar compras, las navideñas incluidas.

Si puedes esperar al día 2, comienzo oficioso de las Rebajas, o al 7, comienzo oficial, mejor que mejor. Con descuentos de hasta el 50% en ese periodo, tu bolsillo lo agradecerá. En su defecto, planifica con tiempo. Que se te ha echado este último encima y de ahorrar nada de nada, financiar las compras no está tan mal si eliges una opción barata: pedir un adelanto de nómina exento de intereses o usar tu tarjeta de crédito habitual. Las tarjetas de crédito sin vinculación bancaria llegan a aplicar un interés del 24%. Con todo, algunas ofrecen descuentos en las compras a plazos. Pero lee bien la letra pequeña.

Y tú, ¿de quién eres?

Si eres de Papá Noel, compra con antelación. Si prefieres a los Reyes Magos, espera a última hora. ¿De los dos? Antes y después. El bueno de Santa está bendecido por el Black Friday y el Ciber Monday, que se celebran un mes antes de Navidad. Atención al plazo de devolución cuando compras por anticipado (14 días, online). En el caso de los de Oriente, las gangas llegan con las rebajas de invierno, justo después de Reyes.

Amigos e intercambios

Más barato, el amigo invisible. Un regalo por bolsillo y a repartir. Y, más todavía, el trueque. El intercambio de bienes y servicios vivió su particular boom durante la crisis, pero aún hoy con, según para quién, otras circunstancias económicas no está de más recuperarlo. Las páginas Sindinero.org, TruekeTeke, Quierocambiarlo.com, TruequeWeb, Cambiolibros, Title Trader,StyleLove, Creciclando, Sepermuta.es y Cadena de cambios, entre otras presentaciones. Sile, Nole es un mercadillo navideño de intercambio de juguetes organizado por la asociación Adelita que se ha hecho tradicional entre los amantes del trueque.

REGALOS: MÁS ALLÁ DEL ORO, INCIENSO Y MIRRA

Clarence recibió sus alas un día de Navidad. El ángel de ¡Qué bello es vivir! trabajó duro para ganárselas, pero también tuvo suerte. Los injertos de plumas le vinieron al pelo. Otros dan pan al que no tiene dientes o barba al que no tiene quijada.

El dicho popular resume una de las mayores fatalidades de la Navidad: los regalos que no gustan. Con permiso, por supuesto, del acontecimiento con el primer lugar del palmarés de las amarguras navideñas: las discusiones familiares.

No todo se tiene que comprar: Un dibujo o texto nuestro, un cd grabado con canciones escogidas, un diario intercalado con fotos o frases propias... son regalos que cuestan poco dinero pero valen mucho. No siempre tienen que ser objetos: Cosas inmateriales como entradas para el teatro o un concierto, un masaje, una o varias sesiones de alguna terapia… En Mercado Social ofrecen un porrón de ideas. Entre estas, regalar un huerto urbano, lo que ayudará a rebajar la polución que tanto preocupa en algunas ciudades españolas como Madrid.

ESPACIO ECO