POLÍTICA
12/12/2017 13:18 CET | Actualizado 12/12/2017 13:19 CET

El juez reprocha con sorna al organizador de la pitada al himno que se empeñe en hablar catalán en el juicio

"Es curioso, yo le pregunto en castellano y..."

EFE

El presidente de la entidad soberanista Catalunya Acció, Santiago Espot, se ha empeñado en hablar sólo en catalán durante el juicio celebrado este martes en la Audiencia Nacional por promover presuntamente la pitada al himno nacional en la final de la Copa del Rey de 2015.

El presidente del tribunal, José María Vázquez Honrubia, se lo ha reprochado con algo de sorna, recordándole varias veces que "habla castellano perfectamente".

Al inicio del juicio, el magistrado ha preguntado a Espot, de 54 años, su nombre y su edad y al contestar en catalán, le ha preguntado si quería usar este idioma durante su declaración, a lo que ha contestado "sí, si us plau".

A continuación, Vázquez Honrubia le ha informado de que la ley se lo permite, pero al mismo tiempo le ha preguntado si habla castellano perfectamente, a lo que el acusado ha contestado afirmativamente.

Así, el juez le ha preguntado en castellano a qué se dedica y Espot ha respondido en catalán que es "autónomo y representante comercial".

"Es curioso, yo le pregunto en castellano y...", ha remarcado Vázquez Honrubia con ironía y riéndose, tras lo cual ha decidido avisar a una intérprete para que tradujese lo que decía el acusado.

"A LO QUE HEMOS LLEGADO"

Sin embargo, en ese momento se ha producido una situación "curiosa", según ha confesado el propio magistrado, cuando la intérprete ha comenzado a traducir al catalán las preguntas que ha dirigido el presidente del tribunal al acusado.

"Fíjese a lo que hemos llegado, me están traduciendo a mí", ha comentado el presidente del tribunal.

De todas formas, la intervención de la intérprete durante la declaración de Espot finalmente sólo ha sido necesaria en las ocasiones en las que el magistrado no entendía algunas palabras, como el caso de "feblesa", que significa debilidad.

En general, las respuestas del acusado han sido concisas y Vázquez Honrubia comprendía prácticamente todo el contenido.

El juicio ha continuado con las cuestiones previas, en las que el abogado de Espot, Albert Boada, ha insistido en que la pitada al himno durante la final de la Copa del Rey no implicó "ningún acto violento ni antes ni durante ni después" del acontecimiento y ha recordado que en 2009 ya se había archivado en la Audiencia Nacional una querella similar durante la instrucción.

Boada ha remarcado que la pitada al himno es un "ejercicio de derechos fundamentales".

"En 2009 se entendió y consideró que era un ejercicio de la libertad ideológica y de expresión; no entendemos por qué años después es una actuación que merezca reproche penal", ha explicado.

"La Constitución establece la libertad ideológica con el límite del orden público, pero se tiene que usar con muchísima prudencia porque estamos en una sociedad en la que hay pluralismo. No ha sido trasgredido ninguno de los límites del derecho a la libertad de expresión", ha apuntado.

Además, ha apuntado que el manifiesto en el que se incitaba a pitar el himno durante la final de la Copa del Rey ha sido considerado tanto por Policía como por Guardia Civil como un "documento político e ideológico": "Ese manifiesto, se lea como se lea, no contiene ataque a la dignidad del Rey ni injurias al himno. Se refiere a ambos de forma respetuosa y no usa calificativos".

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

ESPACIO ECO