INTERNACIONAL
27/02/2018 02:14 CET | Actualizado 27/02/2018 02:52 CET

Trump promete "luchar" contra la NRA si no le apoya en sus medidas para controlar las armas

"No se preocupen por la NRA. Están de nuestro lado. No hay nada que temer".

EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha asegurado este lunes que, si hace falta, luchará contra la Asociación Nacional del Rifle (NRA), el poderoso grupo de presión que se opone al control de armas, y ha pedido abrir más instituciones psiquiátricas en EEUU para gente como el autor del tiroteo en Florida.

En un encuentro en la Casa Blanca con la mayoría de los gobernadores del país, Trump ha sostenido que podrá resolver fácilmente sus diferencias con la NRA, un grupo con el que hasta ahora había mantenido una estrecha relación, en el debate sobre qué hacer para prevenir nuevos tiroteos en las escuelas.

"No se preocupen por la NRA. Están de nuestro lado. La mitad de ustedes les tiene mucho miedo y no hay nada que temer", ha afirmado Trump. "Y, ¿saben qué? Si no están con nosotros, tenemos que luchar con ellos de vez en cuando. Eso no está mal. Están haciendo lo que consideran correcto", ha añadido.

No se preocupen por la NRA. Están de nuestro lado. No hay nada que temer. Y si no están con nosotros, tenemos que luchar con ellos de vez en cuando.Trump

La NRA se ha opuesto ya a dos propuestas de Trump: la de aumentar de 18 a 21 años la edad mínima para comprar un rifle semiautomático bajo la ley federal, y la de prohibir los "aceleradores de disparos", unos dispositivos que se colocan en las culatas de las armas para convertirlas en automáticas.

"La NRA no apoya ninguna prohibición", ha asegurado su portavoz, Dana Loesch, en una entrevista este domingo en la cadena ABC News. No obstante, Trump ha insistido en esa idea. "No me importa si el Congreso no (prohíbe los aceleradores de disparos), nos vamos a deshacer de ellos", ha subrayado.

Trump, que hace casi un año prometió a la NRA que tendrían un "amigo en la Casa Blanca" y que recibió unos 30 millones de dólares de ese grupo en su campaña electoral, ha revelado que este fin de semana comió con los líderes de la organización, Wayne LaPierre y Chris Cox, para acercar posturas.

Revisión de antecedentes y prohibición de armas de asalto

Este miércoles, Trump planea reunirse con un grupo bipartidista de legisladores para hablar sobre posibles soluciones a la violencia armada, según ha adelantado su portavoz, Sarah Huckabee Sanders.

Dos congresistas demócratas han presentado este lunes un proyecto de ley en el Congreso para prohibir la venta de armas de asalto a civiles. Haría "ilegal que una persona importe, venda, fabrique, transfiera o posea, o afecte el comercio interestatal o extranjero, de un arma semiautomática".

La nueva legislación es el último intento de los demócratas para implementar una prohibición de las armas desde que expiró la prohibición federal de armas de asalto en 2004. La Casa Blanca se ha opuesto a tal prohibición, a la que también se opone fuertemente la poderosa NRA.

No podemos permitir un proyecto de ley que tenga como objetivo agradar a la NRA.Chuck Schumer

El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, se ha opuesto a aprobar una ley vaga de revisión de antecedentes y ha pedido que se revise de forma universal, con el objetivo de eliminar las excepciones de verificación de antecedentes en las muestras y ferias de armas y en la venta por internet.

"No podemos permitir un proyecto de ley que simplemente tenga como objetivo agradar al NRA, pero que no hace nada para arreglar el problema, necesitamos resultados reales", insistió.

Más instituciones psiquiátricas

Los republicanos están tratando de centrar el debate de las armas en atajar los problemas de salud mental y en buscar culpables entre las autoridadesque, a su juicio, pudieron evitar la desgracia.

El presidente ha reiterado su opinión de que es necesario aumentar el número de las instituciones psiquiátricas del país para ingresar a personas "mentalmente perturbadas" como ha descrito a Nikolas Cruz, el autor del tiroteo del 14 de febrero en Parkland (Florida).

"Tenemos que hablar de la salud mental y tenemos que hacer algo al respecto. En los viejos tiempos teníamos muchas instituciones mentales y podíamos meter allí a alguien así (como Cruz) porque se sabía que algo andaba mal", ha indicado Trump.

"No tenemos un punto medio, nada que esté entre una prisión y dejarle en su casa, así que ustedes deberían empezar a pensar sobre eso", ha encargado a los gobernadores de EEUU. Trump ha insistido también en su polémica idea de armar a ciertos profesores que tengan "talento" para las armas.

EL HUFFPOST PARA 'MATAR O MORIR'