INTERNACIONAL
09/03/2018 02:23 CET | Actualizado 09/03/2018 02:23 CET

Trump y Kim Jong-un se verán en mayo

Lo ha propuesto el líder norcoreano en una carta "secreta" y el magnate ha aceptado.

EFE

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha aceptado este jueves reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un. El encuentro ocurrirá en mayo, según han informado emisarios surcoreanos en Washington.

El anuncio lo ha hecho el jefe de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, quien le había entregado a Trump en la Casa Blanca una carta que le confió el lunes Kim Jong-un durante una reunión en Pyongyang.

En ese mensaje descrito como "secreto", el líder norcoreano le proponía reunirse y le ofrecía suspender su programa nuclear y de misiles para iniciar una negociación, y siempre que se garantice la permanencia del régimen y que tenga acceso a una moratoria en ese programa mientras duren las conversaciones.

Estados Unidos, por su parte, ha indicado que no existen planes para suspender los ejercicios militares programados junto a Corea del Sur en la región.

Trump había asegurado que haría un "gran anuncio" en relación a Corea del Norte, aunque no había dado ningún detalle sobre el contenido del mismo.

Corea del Sur cree que el mérito es de Trump

Chung ha indicado durante una rueda de prensa en la Casa Blanca que Kim ha "expresado su disposición a mantener un encuentro con Trump lo antes posible" y ha destacado que el dirigente estadounidense "ha apreciado que haya tomado dicha decisión".

La reunión, prevista para mayo, tiene como principal objetivo abordar la situación en la región y conseguir la desnuclearización permanente de la región.

En este sentido, Chung ha informado de que Kim se ha "comprometido a lograr la desnuclearización" y que dejará de lado "cualquier tipo de ensayo balístico o nuclear".

Según la delegación surcoreana, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, ha expresado su "gratitud personal" a Trump por la gestión de la crisis norcoreana. "Su liderazgo y sus políticas de máxima presión, junto con la solidaridad a nivel internacional, nos han llevado a esta coyuntura", ha continuado.

Cumbre entre las dos Coreas en abril

El inicio de conversaciones preparatorias entre EEUU y Corea del Norte, el siguiente paso tras el actual deshielo protagonizado por las dos Coreas a raíz de los últimos Juegos Olímpicos de Invierno, depende en buena parte del informe que estos delegados surcoreanos transmitan al Gobierno de Trump.

El pasado martes, el Gobierno surcoreano anunció que Seúl y Pyongyang celebrarán una cumbre en abril para abordar la creciente tensión entre ambos estados y que podría dar pie a un proceso de desnuclearización de la Península coreana.

A pesar de que, según informó la comitiva surcoreana, Kim Jong-un estaría dispuesto a suspender sus ensayos con armamento nuclear de cara a facilitar las conversaciones, por el momento el Gobierno estadounidense se ha mostrado escéptico sobre las intenciones reales de Pyongyang.

¿Nobel de la Paz para Trump?

El congresista republicano Luke Messer ha pedido el premio Nobel de la Paz para Trump en caso de que Corea del Norte inicie su proceso de desnuclearización, ya que en su opinión "sería resultado directo del fuerte liderazgo del presidente Trump y su acción decisiva hacia el brutal tirano norcoreano".

"Si las conversaciones con Corea del Norte llevan a una acción concreta, el presidente debería estar bien encaminado hacia su propio premio Nobel de la Paz", ha asegurado en un comunicado Messer, haciendo una mención velada al que ya tiene el antecesor del magnate, Barack Obama.

Si Trump recibiera el Nobel de la Paz, se convertiría en el cuarto presidente de EEUU en activo en hacerlo, después de Theodore Roosevelt (1906), Woodrow Wilson (1919) y Obama (2009). Según Messer, éste último lo recibió "por ser un candidato presidencial encantador".

Kim Jong Un haciendo cosas

ESPACIO ECO