INTERNACIONAL
22/05/2018 18:26 CEST | Actualizado 22/05/2018 21:00 CEST

Zuckerberg pide perdón a los europeos por las filtraciones de datos: "Fue un error y lo siento"

En una comparecencia pública ante el Parlamento Europeo, el fundador de la red social ha prometido reparar los fallos de seguridad.

"Fue un error y lo siento". El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha comparecido ante el Parlamento Europeo para pedir perdón y dar explicaciones sobre el uso de los datos personales de los usuarios, una asunto rodeado de polémica tras la filtración masiva de información a la empresa Cambridge Analytica, que recopiló ilegalmente datos de más de 50 millones de usuarios de Facebook para favorecer a la campaña electoral de Donald Trump en Estados Unidos o el Brexit.

En su comparecencia, Zuckerberg ha respondido ante el presidente de la Cámara, Antonio Tajani, y los líderes de los grupos parlamentarios. Aunque en un primer momento estaba previsto que esta sesión fuese a puerta cerrada, la presión de algunos eurodiputados de la Izquierda Unitaria Europea, los Verdes y los Socialdemócratas, y la Alianza de Liberales y Demócratas Europeos ha conseguido que haya sido pública y retransmitida por Internet. En abril Zuckerberg ya compareció de forma similar ante el Congreso de EE UU, donde pidió perdón por los fallos de seguridad de Facebook.

En su intervención inicial en el Parlamento Europeo este martes, Zuckerberg se ha disculpado por la filtración a Cambridge Analytica, que pudo condicionar el referéndum del Brexit y la victoria de Donald Trump. "Ya sean noticias falsas, interferencia extranjera en elecciones o desarrolladores que usan mal la información de las personas, no tomamos una visión lo suficientemente amplia de nuestras responsabilidades. Eso fue un error, y lo siento", ha afirmado.

Según cifras comunicadas por la red social a la Comisión Europea, los datos de "hasta 2,7 millones" de ciudadanos de la Unión Europea (UE) se transmitieron de "forma inapropiada" a Cambridge Analytica.

Zuckerberg ha explicado que su empresa está trabajando para que no vuelva a ocurrir, aunque ha señalado que "tomará tiempo hacer los cambios necesarios para salvaguardar" los datos de los usuarios. "Ha quedado claro en los últimos años que no hemos hecho lo suficiente para evitar que las herramientas que hemos creado se utilicen también para causar daño", ha admitido.

"DEMASIADO LENTO"

Ha añadido que su compañía está investigando todas y cada una de las apps que tienen acceso a Facebook para restringir el acceso de aquellas que no cumplan con las normas de privacidad de la compañía. Según ha precisado, ya han cancelado el acceso de más de 200 aplicaciones.

Entre las medidas que Zuckerberg prevé para subsanar sus errores está doblar el número de personal dedicado a la seguridad hasta llegar a los 20.000 empleados para final de año. En cuanto al impacto que pueda tener en la rentabilidad de su compañía, ha asegurado que "mantener a la gente segura siempre será más importante que maximizar nuestros beneficios". En este sentido, ha detallado que prevé que para finales de 2018, Facebook empleará a 10.000 personas en ciudades europeas, 7.000 trabajadores más de los que trabajan en la actualidad en este continente.

A preguntas de los europarlamentarios, Zuckerberg ha reconocido que en 2016 Facebook fue demasiado lento a la hora de identificar la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses que auparon a Trump a la presidencia. Ha asegurado que la compañía trabaja en herramientas de inteligencia artificial para evitar que durante las próximas elecciones europeas "a alguien se le ocurra interferir como pudieron hacer los rusos en Estados Unidos en 2016".

Asimismo, ha enumerado una serie de cambios, como una mayor transparencia en los anuncios en la red social o habilitar canales en tiempo real para avisar a los gobiernos de posibles interferencias. Sin embargo, ha puntualizado que el problema de seguridad nunca podrá ser completamente resuelto, según recoge Reuters.

PROTESTAS EN BRUSELAS

El movimiento Avaaz ha aprovechado la comparecencia para protestar ante la sede de la Comisión Europea (CE) en Bruselas colocando una veintena de carteles con la imagen de Mark Zuckerberg para criticar "el problema masivo de cuentas falsas" de Facebook.

REUTERS

"Según sus propias estimaciones, tienen cerca de 88 millones" de falsos perfiles y "necesitamos ver hoy un compromiso por parte de Facebook de que borrará todas estas cuentas falsas que suponen un ataque desinformativo organizado en nuestras democracias", ha declarado a Efe la activista de Avaaz Alaphia Zoyab.

NUEVA LEY EUROPEA

La comparecencia de Zuckerberg se ha producido pocos días antes de que entre en vigor la nueva ley de protección de datos europea, que comenzará a aplicarse el 25 de mayo, que otorga nuevos derechos individuales y estrictas obligaciones para las empresas que recaban o tratan informaciones personales.

Páginas de comercio en línea, bancos o incluso organismos públicos deberán plegarse a esta nueva legislación, al igual que las grandes plataformas como Facebook, Google o Twitter para las que los datos representan una mina de oro, especialmente para estrategias de publicidad dirigida.

La ciudadanía europea contará además con un "derecho a saber" quién trata sus datos y con qué finalidad, así como con un "derecho al olvido" que permite la supresión de sus datos y otro para oponerse a su tratamiento con fines de exploración comercial.