INTERNACIONAL
10/06/2018 19:51 CEST | Actualizado 11/06/2018 08:42 CEST

Malta e Italia se desentienden del barco de una ONG con 629 inmigrantes rescatados

SOS Méditerranée está esperando una decisión de estos países para poder desembarcar.

El Ministerio del Interior maltés ha afirmado este domingo que no es de su competencia la situación del barco Aquarius de la ONG francesa SOS Méditerranée con 629 inmigrantes a bordo, ya que el rescate se produjo en una zona marítima coordinada por Roma.

En un comunicado, el Gobierno de Malta ha respondido así a la petición por parte de Italia de que se ocupase del desembarco del Aquarius, situado en estos momentos a poco más de 40 millas de las costas de Malta.

"El rescate del barco de la ONG Aquarius se realizó en la zona Libia de Búsqueda y Rescate y fue coordinado por el Centro de Coordinación de Rescate (RCC) de Roma", se lee en la nota del Ministerio de Interior y Seguridad nacional maltés.

"El RCC de Malta en este caso no es competente, ni coordinador", añaden.

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, ha publicado en Twitter "que Malta está respetando sus obligaciones internacionales no dejando entrar al barco en sus puertos y que continuará, en los posible, efectuando las evacuaciones médicas individuales en situaciones de emergencia".

En otro mensaje se dijo "preocupado" por las ordenes dadas por la autoridades italianas al Aquarius en alta mar. "Manifiestamente van contra las reglas internacionales y están poniendo en riesgo y creando una situación peligrosa a todos los que están implicados", añadió.

Desde el barco Aquarius de la ONG francesa Sos Méditerranée se ha informado con un mensaje en Twitter que por el momento desde el centro de coordinación de rescate de Roma se les ha pedido que se detengan en la posición actual, a 35 millas de Italia y 27 de Malta.

"Italia comienza a decir 'no' al tráfico de seres humanos"

Malta ha rechazado ya en anteriores ocasiones hacerse cargo de los barcos con inmigrantes a pesar de la petición de las autoridades italianas, como en el caso de la ONG española Open Arms.

Por su parte, el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha publicado en sus redes sociales que "desde hoy [por este domingo] Italia comienza a decir 'no' al tráfico de seres humanos" y la inmigración ilegal.

"En el Mediterráneo existen barcos con bandera de Holanda, España, Gibraltar y Gran Bretaña. Hay ONGs alemanas, españolas, y Malta que no acoge a nadie, Francia que rechaza en la frontera y España que defiende sus fronteras con las armas. Es decir que toda Europa se preocupa de sus intereses", escribió Salvini, líder también de la ultraderechista Liga Norte.

Y ha agregado: "Desde ahora también Italia empieza a decir 'no' al trafico de seres humanos. 'No' al negocio de la inmigración clandestina. Mi objetivo es garantizar una vida serena a estos chicos de África y a nuestros hijos en Italia".

Lo que no dice Salvini en sus mensajes en redes

En este mensaje publicado en Facebook y Twitter, Salvini no hace referencia a la prohibición de atracar al barco Aquarius de la ONG francesa Sos Méditerranée, en el que viajan 629 inmigrantes y que se encuentra a la espera de instrucciones para dirigirse a un puerto.

Salvini tampoco informa sobre la supuesta carta que, según medios locales italianos, ha enviado a las autoridades maltesas reclamando que se ocupen de este barco, que se encuentra a solo 43 millas de distancia de la isla.

No obstante, Salvini en un posterior mensaje en twitter ha escrito: "Chiudiamoiporti" (cerremos los puertos) junto con una foto suya con semblante serio.

Por su parte la ONG ha explicado también en las redes sociales que espera aún "instrucciones definitivas" por parte de las autoridades italianas o maltesas sobre el puerto donde dirigirse para desembarcar.

Aseguraron que la noticia de que el nuevo ministro de Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, no autorizará el desembarco en Italia, lo han sabido a través de los medios italianos.

Italia envía médicos a bordo

El presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, ha anunciado que han enviado dos lanchas con personal médico para atender a los inmigrantes que se encuentran en dificultad en el barco.

Conte ha llamado a su homologo maltés, Joseph Muscat, para pedirle que se haga cargo al menos de la "ayuda humanitaria" de los 629 inmigrantes del Aquarius, pero que este, "aunque comprendiendo la situación, no le aseguró ningún tipo de intervención humanitaria",

"Se confirma la falta de disponibilidad de Malta, y por tanto de Europa, a intervenir y hacerse cargo de la emergencia", ha agregado. Conte, apoyado por la derechista Liga y el antisistema Movimiento 5 Estrellas, lamenta que Italia se encuentre "en total soledad ante esta emergencia inmigración".

La ONG asegura que por el momento solo sabe que "las autoridades SAR (de las operaciones de búsqueda y rescate) maltesas han sido contactadas por las autoridades SAR italianas para que se encuentre la solución mejor para el bienestar y la seguridad de las 629 personas que se encuentran a bordo".

Según el diario Malta Today, un portavoz del Gobierno de Malta dijo que "el rescate ocurrió en el área de búsqueda y rescate de Libia y fue coordinado por el centro de coordinación de rescate en Roma. Malta no es la autoridad coordinadora y no tiene competencia en este caso".

En el Aquarius viajan en estos momentos 123 menores no acompañados, 11 de ellos niños pequeños y siete mujeres embarazadas, comunicó la ONG francesa.

EL HUFFPOST PARA HONEST