TENDENCIAS
28/06/2018 10:41 CEST | Actualizado 28/06/2018 10:41 CEST

María Gómez denuncia el acoso a las reporteras en el Mundial: "Basta ya de este tipo de hombres"

"Somos trabajadoras, no somos floreros, no estamos esperando besos que no pedimos".

BE MAD

Tres minutos le han bastado a la periodista María Gómez, que estos días cubre el Mundial desde Rusia para Mediaset, para dejar claro el hartazgo de ella y de sus compañeras de todos los países del acoso machista que sufren mientras trabajan.

Gómez aprovechó su conexión de este miércoles con Nico Abad en el canal Be Mad para llamar la atención sobre este asunto y narrar en primera persona algún desagradable episodio que ha vivido durante sus coberturas.

"Cada vez nos llegan más noticias de reporteras que, en este caso, me incluyo, e incluyo a nuestra compañera Cristina [García], que mientras estamos trabajando los días de partido en la calle con aficionados pues hay maleducados... no voy a decir listos porque más bien son todo lo contrario, gente con copas de más o ni siquiera que, de pronto, se abalanzan sobre nosotras, o intentan darte un beso o te molestan mientras estás trabajando o, lo habréis visto seguro, en los momentos que hay aficionados directamente es la avalancha en la que tienes miedo lo primero de caerte o de que vaya a pasar cualquier cosa", relató.

Basta ya de este tipo de actitudes. Basta ya de este tipo de hombres"

A continuación, hizo referencia a varias reporteras de medios internacionales que han saltado a los titulares por haber sufrido este tipo de situaciones: "No sé si te acuerdas de que nosotras al principio hacíamos la conexión desde la calle. Dejamos de hacerlo y vinimos aquí precisamente porque un listo se nos tiró un día a hacer lo que le ha pasado a una compañera colombiana, a una compañera alemana y, la última, a una compañera brasileña".

Vamos a dejar ya este tipo de situaciones que parecen del Pleistoceno"

El alegato de Gómez prosiguió así: "Me parece surrealista que lo tengamos que pedir. No sé si hace falta aclararlo pero basta ya de este tipo de actitudes. Basta ya de este tipo de hombres. Somos trabajadoras, no somos floreros, no estamos esperando besos que no pedimos, no somos muñequitas que estamos en la calle, somos profesionales y pedimos, simplemente, respeto".

"Entendemos la euforia, la alegría, pero por favor, vamos a dejar ya este tipo de situaciones que parecen del Pleistoceno", añadió. Puedes ver el momento completo aquí.

A través de su cuenta de Twitter, la periodista agradeció los mensajes de apoyo que empezó a recibir tras su alegato: