BLOGS
26/12/2014 07:24 CET | Actualizado 24/02/2015 11:12 CET

BRIC: un grupo muy heterogéneo

bricsDentro del grupo BRIC encontramos una economía que es motor, otra que se está recuperando y dos que son un lastre. Existe la percepción, equivocada, de que este grupo de cuatro países (que suponen un 20% del PIB mundial) es un todo, un cuarteto homogéneo. Y nada más lejos de la realidad.

Los indicadores económicos del tercer trimestre de 2014 sirven para profundizar en el diagnóstico de la economía mundial de los últimos meses: EEUU y China son los dos únicos motores, a los que se le suman el Reino Unido e India. El Área Euro, dentro de los desarrollados, y Brasil y Rusia en el grupo de los emergentes, siguen siendo un lastre.

Efectivamente, dentro del grupo BRIC encontramos una economía que es motor, otra que se está recuperando y dos que son un lastre. Existe la percepción, equivocada, de que este grupo de cuatro países (que suponen un 20% del PIB mundial) es un todo, un cuarteto homogéneo. Y nada más lejos de la realidad. Dentro del acrónimo creado por Jim O´Neill en 2011 encontramos a una economía como China (que supone algo más del 50% del bloque BRIC), excesivamente dependiente de la inversión empresarial (el peso en el PIB supera el 50%, y aumentando) con otra como Brasil en la que el principal componente del PIB es el consumo de las familias (que supone el 65%) y en el que la inversión, que apenas suma un 18%, no crece.

Unas condiciones financieras excesivamente restrictivas (los tipos de interés para la financiación empresarial son del orden del 20%) fruto de una política monetaria restrictiva (SELIC al 11,5%) que trata de frenar una inflación persistente en la zona del 6% explica, en parte, la incapacidad de reactivación de la inversión empresarial.

Para completar el diagnóstico dispar en los BRIC, es clara la tendencia depreciadora reciente del rublo ruso. El hundimiento del precio del petróleo y las sanciones económicas han provocado que aquella economía haya entrado en recesión, con la consiguiente presión depreciadora sobre la divisa, intensificada por la salida de capitales. El PIB de Rusia depende de forma directa o indirecta, en más de un 50% del petróleo, lo que permite entender el efecto tan negativo (y positivo en su momento) de la reciente evolución del precio del crudo. Considerar economía con fuerte potencial de crecimiento a un país tan dependiente de un sólo producto y con una población en retroceso, puede no haber sido del todo correcto.

En el gráfico adjunto, en el que se compara la evolución del PIB desde el 1T08, se observa que tanto Brasil como Rusia no han cumplido las expectativas, y ello a pesar del contexto favorable en el precio de las materias primas.

Evolución comparada del PIB de los BRIC desde 1T08

Fuente: Facset

Dos economías como China e India, netamente importadoras de commodities, muestran, en cambio, un balance muy positivo. Así valoramos (como positivo) el desempeño de la India durante estos últimos años, país que presenta una economía más diversificada, incluso con claros signos de convexidad. Es un país en el que la agricultura tiene un peso destacado (15%, aunque decreciente) que comparte con la alta tecnología.

Solo un último comentario relativo al sector exterior. Aquí sí, los cuatro BRIC presentan una pauta común que sorprende: el reducido peso de las exportaciones (y de las importaciones). Tenemos la percepción, equivocada, de que los BRIC son grandes exportadores. Y no lo son, al menos en términos proporcionales al PIB. Lo son otras economías emergentes (Malasia, Vietnam, Tailandia), y algunas desarrolladas como Alemania y Suiza. Pero Brasil es uno de los países menos exportadores del mundo y los casos de China, Rusia e India, se sitúan por debajo de la medida mundial (30%).

Este artículo fue publicado inicialmente en la revista Empresa Global