INTERNACIONAL
22/09/2021 09:15 CEST

China dejará de construir plantas de carbón en el extranjero, un paso "enorme" para el planeta

Pekín se había comprometido a que su país fuera carbono-neutral en 2060 y ahora quiere acelerar los plazos, todo un guiño ante la Cumbre del Clima de noviembre.

Barcroft Media via Getty Images
Vista aérea de la planta de carbón de Meishan Steel en Nanjing, este de China. 

China lanzó la pasada noche un anuncio de tremenda importancia para todo el planeta: dejará de participar en la construcción de plantas eléctricas de carbón en el extranjero, dentro de sus planes para combatir la emergencia climática, según dijo ante la ONU su presidente, Xi Jinping.

En un discurso por video ante la Asamblea General de Naciones Unidas, Xi aseguró que su Gobierno va a reforzar su apoyo a otros países en vías de desarrollo para que pongan en marcha fuentes de energía limpias.

“Tenemos que acelerar la transición a una economía verde y baja en emisiones de carbono”, insistió el presidente de China, que es uno de los principales apoyos de la construcción de grandes infraestructuras en otros países, sobre todo a través de su iniciativa conocida como la “Nueva Ruta de la Seda”.

Según organizaciones medioambientales, el Banco de China -controlado por el Estado- es el mayor financiador de proyectos de carbón en el mundo. Más del 70% de todas las plantas de carbón del mundo construidas actualmente dependen de fondos chinos, según datos del Instituto Internacional de Financiación Verde, con sede en Pekín, citados por Bloomberg.

Mientras, en su territorio, el Gobierno chino sigue invirtiendo en plantas de carbón y sigue añadiendo capacidad eléctrica por esta vía año tras año, lo que complica los esfuerzos climáticos.

Xi reiteró anoche que China buscará que sus emisiones de dióxido de carbono alcancen su punto máximo antes de 2030 y lograr la neutralidad del carbono -emitir la misma cantidad que se retira por otras vías- antes de 2060. Esa promesa la había hecho el año pasado, pero ahora promete acelerar los esfuerzos para lograrlo.

 

Las palabras del presidente chino se producen en medio de intensos debates en la comunidad internacional sobre nuevas medidas para combatir el cambio climático, que se espera que cristalicen en la próxima cumbre del clima (COP26) que se celebra en noviembre en Glasgow (Reino Unido). Una cita crucial, porque buscará ampliar los objetivos del Acuerdo Climático de París.

El anuncio de China se produce después de otras promesas similares de Corea del Sur y Japón y tras las presiones por parte de la comunidad internacional.  

Un punto de inflexión

La organización climática 350.org ha valorado la noticia, según la agencia AFP, y afirma que el anuncio de Xi es “enorme” y que puede significar un “cambio radical” en la lucha contra el cambio climático.

Este año ya hubo indicios de este giro: China ha financiado centrales eléctricas de carbón en otros países a través de su iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda y en estos seis primeros meses del año no financió ninguno, la primera vez que ocurre, añade Bloomberg.

Helen Mountford, vicepresidenta de clima y economía del Instituto de Recursos Mundiales, consideró que era “un punto de inflexión histórico para alejarse del combustible fósil más sucio del mundo”, de acuerdo a la Agencia AFP. “La promesa de China muestra que se está apagando la manguera del financiamiento público internacional para el carbón”, consideró.

 

Manish Bapna, presidente del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC), dijo en un comunicado que “es un gran paso adelante en la larga marcha global hacia un mundo más saludable, seguro y próspero”.

“Al cancelar los planes para construir decenas de centrales eléctricas de carbón, China está tomando una decisión fuerte hacia un futuro más limpio en el extranjero. Esto abre la puerta a una ambición climática más audaz de China y otros países clave, en el país y en el extranjero”, agregó.

Pese a la buena acogida al mensaje de Xi, no queda claro qué pasará con los proyectos ya en proceso o acordados.

NUEVOS TIEMPOS