POLÍTICA
04/03/2021 12:28 CET | Actualizado 04/03/2021 14:42 CET

El Gobierno destruye cerca de 1.400 armas incautadas a ETA y GRAPO

El acto ha estado presidido por Pedro Sánchez, quien ha apuntado que “no se puede destruir el pasado pero tenemos la obligación de repararlo".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presidido este mediodía un acto en el que una apisonadora ha destruido cerca de 1.400 armas incautadas durante décadas por las fuerzas de seguridad a organizaciones terroristas, en su mayoría a ETA, aunque también habrá armamento intervenido a GRAPO.

“No se puede destruir el pasado pero tenemos la obligación de repararlo. Las armas han sido destruidas pero el eco de sus disparos sigue ahí y llega hasta nosotros”, ha expresado Sánchez durante su intervención. “La importancia de este acto tiene que ver con un simbolismo clásico, quien entrega las armas admite la derrota”, ha añadido. 

La destrucción simbólica de estas armas se ha celebrado en el colegio de Guardias Jóvenes de la Guardia Civil de Valdemoro, en Madrid, en un acto al que también han acudido la ministra de Defensa, Margarita Robles, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y representantes de los gobiernos vasco y navarro, así como del Poder Judicial y del Ministerio Fiscal.

Al acto han sido invitados representantes de las asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo, entre ellas Dignidad y Justicia, que ha declinado la asistencia al considerar su presidente, Daniel Portero, que se trata de “una maniobra publicitaria” del Ejecutivo de Sánchez para tratar de “tapar el abandono, humillación y traición a los que tiene sometidas a las víctimas del terrorismo”.

La organización de este acto ha sido impulsada por el Ministerio del Interior y el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, cuyo patronato encabeza el presidente del Gobierno.

Photo gallery LA HISTORIA DE ETA EN FOTOS See Gallery