INTERNACIONAL
10/10/2021 19:25 CEST | Actualizado 11/10/2021 09:20 CEST

Europa clama contra Polonia: “Hemos llegado a un punto muy peligroso”

Miembros de la Eurocámara advierten de la gravedad del órdago polaco, mientras su población teme un 'Polexit' que dañe aún más su ya debilitada democracia.

Daina LE LARDIC
Ceremonia de inauguración del European Youth Event (EYE 2021), en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia), el 8 de octubr

ESTRASBURGO.- Europe’s living a celebration, pero esa celebration podría ser mayor si no fuera por los disgustos que le está dando a la Unión Europea uno de sus ‘hijos’ díscolos. La celebración no es otra que el European Youth Event (EYE), la gran fiesta de la juventud que este fin de semana reúne en Estrasburgo a unos 3.000 jóvenes de todo el continente y a otros tantos miles en la red. Y el ‘hijo díscolo’ es Polonia, cuyo Tribunal Constitucional dictaminó este jueves que parte de la legislación europea es incompatible con su legislación nacional y, por tanto, permitiría su incumplimiento.

La noticia de la rebelión polaca no ha condicionado la celebración del evento europeo, pero sí se ha convertido en una especie de elefante en la habitación, algo que todo el mundo ve pero de lo que no necesariamente habla… o sí. En los corrillos que se forman tras la sesión de inauguración en el hemiciclo, dos veinteañeros belgas y uno danés discuten en inglés sobre el tema. Con pequeñas variaciones en su discurso, los tres lo tienen claro: “La Unión Europea debería ser más estricta”.

Los jóvenes, que han acudido a Estrasburgo para participar en el EYE y debatir sobre el futuro de Europa, están convencidos de que lo primero que tiene que hacer la UE es “retirar sus fondos” a Polonia si quiere parar los pies al Gobierno autoritario de Mateusz Morawiecki. Y, después, poner en marcha “un sistema de defensa común más fuerte”, opinan. 

La UE no debería tolerar que, dentro de ella, haya gobiernos claramente contrarios al estado de derecho y a la democraciaGuy Verhofstadt

Los belgas acaban de hacerse una foto con su compatriota el eurodiputado Guy Verhofstadt, que no puede estar más de acuerdo con ellos. En sus intervenciones públicas a lo largo del día, Verhofstadt deja caer varias veces el tema polaco, y lo molesto que le resulta que Bruselas se limite a emitir comunicados sobre la cuestión. “La UE no debería tolerar que, dentro de ella, haya gobiernos claramente contrarios al estado de derecho y a la democracia”, sostiene el liberal a preguntas de El HuffPost.

Daina LE LARDIC
Varios jóvenes se hacen una foto con el eurodiputado Guy Verhofstadt.

El eurodiputado belga se niega a aceptar que un Estado miembro pueda “hacer lo que quiera” cuando está dentro de una comunidad en la que no sólo comparte un “mercado único” sino, sobre todo, unos “valores fundamentales comunes”, entre ellos la separación de poderes, la libertad de prensa y la no discriminación, esos que Polonia se quiere saltar a la torera.  

Hemos llegado a un punto muy peligroso. Lo que está ahora en peligro es la credibilidad de toda la Unión

“En varios países hemos llegado a un punto muy peligroso, pero los problemas ya van más allá de cada país. Lo que está ahora en peligro es la credibilidad de toda la Unión”, advierte Verhofstadt, que habla de “países” en plural porque Polonia tiene un fiel escudero dentro de la UE, Hungría, con la que va de la mano en su deriva autoritaria alejándose cada más de Europa. 

El ‘Polexit’, un miedo real en Polonia

La hipotética salida de Polonia de la UE ya tiene hasta nombre: “Polexit”, inspirado en el ya acuñado y realizado Brexit, explica Sylwia Nowosinska, periodista polaca del diario Fakt 24. Ella está este fin de semana en Estrasburgo, pero sin desconectar en absoluto de lo que ocurre en su país. La noticia de la insurrección judicial, que Nowosinska reconoce haberla pillado “por sorpresa”, recorre las redes y los medios polacos, donde ya se ha anunciado una gran manifestación por la permanencia del país en la UE para este domingo en Varsovia.

A pesar de que, según las encuestas, el 80% de los polacos apoyan la pertenencia a la Unión Europea, Nowosinska no está muy segura de que las protestas sean masivas o lleguen a surtir efecto. “No sé si la población general entiende realmente la gravedad del asunto”, comenta. “Esto puede suponer no sólo el bloqueo de fondos del plan de recuperación, sino que también puede ser el primer paso del ‘Polexit’”, advierte la periodista.

La situación es grave. Es la primera vez que ocurre en la historia de la UE y, si así fuera, probablemente la haría inviableJaume Duch

Jaume Duch, director general de Comunicación del Parlamento Europeo, ratifica la preocupación de esta polaca. “La situación es grave. Es la primera vez en la historia de la UE que un tribunal de un Estado miembro decide que la legislación nacional prima sobre la comunitaria”, señala. “Y si eso fuera verdad, estaríamos debilitando la UE y, probablemente, haciéndola inviable”, añade Duch.

El director general de Comunicación explica que uno de los principios básicos del funcionamiento de la UE es que “la ley comunitaria prevalece sobre la nacional”. “Si no, nos convertiríamos en una especie de Naciones Unidas de Europa, pero aquí prima la integración, y tener un marco jurídico y legal común”, destaca.

La libertad de prensa, en riesgo

Mientras tanto, Sylwia Nowosinska responde acelerada a las preguntas de El HuffPost, incapaz de disimular que el tema le inquieta por partida doble, como polaca y como periodista. “La gente no cree que el Gobierno vaya a dar todos los pasos para sacarnos de la democracia, pero primero cambiaron las leyes del aborto, luego empezaron a saltarse la Constitución… con cada paso que dan, van alejándose más de la democracia”, lanza.

Genevieve ENGEL
Detalle de una de las participantes en el EYE 2021.

Y esto también se traslada a su trabajo. “El Gobierno ha intentado dos veces recortar la libertad de prensa”, señala Nowosinska. “La primera vez fue con impuestos a los medios después del coronavirus”, ante lo cual su periódico y otros medios protestaron dejando de publicar noticias durante horas. “La segunda vez fue cuando el Gobierno intentó cambiar la ley para que los principales canales de televisión privados no pudieran trabajar”, cuenta la periodista. “Al final, la ley no salió adelante, pero estamos seguros de que en cuanto encuentren otra ocasión, lo harán”, lamenta.

La gente no cree que el Gobierno vaya a sacarnos de la democracia, pero primero cambiaron las leyes del aborto, luego empezaron a saltarse la Constitución… con cada paso que dan, nos alejamos másSylwia Nowosinska

Nowosinska no tiene muchas esperanzas de cambio en su país, al menos en un futuro próximo. Aunque ella ve claramente el peligro de la senda que está tomando Polonia, siente que, de algún modo, vive “en una burbuja”. “Vivo en una ciudad grande, tengo estudios superiores… para la gente que vive en pueblos pequeños y ve la tele, controlada por el Gobierno, o para la gente que necesita las ayudas sociales del Gobierno para vivir, que haya o no democracia les preocupa poco, lo mismo que la Constitución, la libertad de prensa o los derechos LGTBI. No es su mayor problema”, reflexiona la periodista. En ese contexto, las medidas populistas calan mejor. 

“No es posible expulsar a un país miembro, pero hay otros mecanismos”

Europa tampoco ve intención de cambio en la actitud de Polonia. Bruselas ha anunciado que usará “todos [sus] poderes” para hacer frente al órdago polaco, pero no ha movido ficha todavía. Jaume Duch explica que “no existe la posibilidad de expulsar a un país miembro, pero hay diferentes mecanismos, que van desde congelar los fondos hasta activar el artículo 7, que les privaría temporalmente del derecho a voto”. De momento, la Comisión Europea ha pospuesto la entrega de los 36.000 millones de euros que corresponden a Polonia como parte de los fondos de recuperación por el covid.

Alain ROLLAND
Jaume Duch

Jaume Duch insiste en que Europa “no puede dejar pasar” lo que plantea Polonia —que el derecho nacional prevalezca sobre el comunitario— simplemente porque contravendría uno de los principios básicos de la Unión. No obstante, el director de Comunicación del Parlamento tira de diplomacia para responder a la pregunta ‘¿qué debería hacer entonces la UE?’. “Si Polonia cruza esta línea, las instituciones comunitarias deberán discutirlo seriamente, pero eso no es negociable”, dice  Duch. 

La Comisión no tiene agallas para usar los mecanismos de sanciónGuy Verhofstadt

Por su parte, Guy Verhofstadt hace tiempo que dejó a un lado la diplomacia para hablar de este tema. “Tenemos mecanismos para frenar esto, pero la Comisión no tiene agallas para usarlos”, lanza. Verhofstadt se refiere, por ejemplo, a aplicar el famoso artículo 7, algo que finalmente tendrían que aprobar los líderes de cada país miembro en el Consejo de la UE. 

Teniendo en cuenta la dificultad de que esto salga adelante —entre otras cosas, porque Hungría votaría previsiblemente en contra—, Verhofstadt propone “pulir el sistema” para que otras instituciones puedan aplicar estas sanciones, y que no sólo dependa “de Estados miembros” que son “colegas”.  

Photo gallery Principales ciudades de Polonia See Gallery

NUEVOS TIEMPOS