La respuesta de un bar de Guijuelo a una mala reseña: tan clara que da ganas de emplatarla

Se quejó en Google y el negocio ha decidido dar su versión en redes sociales.
Reacción de Soy Camarero y reseña de un bar de Guijuelo.
Reacción de Soy Camarero y reseña de un bar de Guijuelo.
SOY CAMARERO

Nuevo choque en redes sociales entre un cliente descontento y el dueño de un local. La cuenta Soy Camarero, asidua a compartir contenido relacionado con la hostelería, se ha hecho eco en Twitter tanto de la reseña negativa del comensal como de la contundente réplica de los hosteleros.

La crítica, con fecha de 17 de junio, reza en mayúsculas: “Llegar a las 15:37 y no darte de comer porque cierran las comandas de las 15:30”.

Y prosigue: “Penoso. Llegamos y tanto la mitad de las mesas de dentro como las de la terraza vacías y nos dicen que nos pueden dar de comer porque ya tienen cerradas todas las comandas de cocina, que solo cogen hasta las 15:30 y pasaban 7 minutos. Profesionalidad ninguna”.

Y se armó el lío. El propio negocio, Viró Gastrobar, en Guijuelo, ha respondido en sus redes sociales a esta crítica con un mensaje contundente y muy aplaudido.

Comenta en su escrito el negocio que esta persona acudió sin reserva y que la cocina cierra a las 15:30: “Nos llama la atención que comente la poca profesionalidad. Permítame como empresario de hostelería comentarle lo que profesionalidad en este sector. Profesionalidad es tener al 90% de la plantilla con contrato indefinido a jornada completa cumpliendo minuciosamente el convenio de hostelería, así como los días de descanso y jornada laboral de los trabajadores”.

Y añade: “Qué fácil es valorar la poco profesionalidad de un personal que esta cumpliendo con sus obligaciones y terminando su jornada laboral”.

Pone de ejemplo el dueño del local a otros negocios que también cumplen de forma escrupulosa con el horario de atención al cliente: “Tengo serias dudas de que un banco le permita hacer un ingreso en ventanilla a las 14:10 horas o un comercio le dé servicio a las 20:40. Medite esto, quizá la que poco profesionalidad es tiene usted, acudiendo a un restaurante a comer sin reserva casi a las 4 de la tarde. La hostelería ha cambiado para siempre. no todo vale”.

Para terminar, y rebajando el tono, le insta a volver al local con reserva y en horario de apertura: “Estaremos encantados de atenderla”. La reseña ha cogido en pocos minutos mucha fuerza en Twitter y lleva ya cientos de ‘me gusta’ y numerosos comentarios.