Los unionistas rechazan sumarse al Gobierno del Sinn Féin sin cambiar el protocolo del Brexit

El norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP) bloquea así la administración, que debe estar comandada de forma compartida como fijan los acuerdos de paz.
Jeffrey Donaldson, líder del DUP, durante un discurso en la Universidad del Ulster, el 7 de mayo.
Jeffrey Donaldson, líder del DUP, durante un discurso en la Universidad del Ulster, el 7 de mayo.
Brian Lawless - PA Images via Getty Images

El norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), segunda formación regional tras las elecciones del pasado jueves, ha comunicado a Londres que no compartirá Gobierno con el nacionalista Sinn Féin si no “hay acciones decisivas” sobre el protocolo del Brexit.

Su líder, Jeffrey Donaldson, trasladó este lunes esa advertencia al ministro británico para Irlanda del Norte, Brandon Lewis, de visita en Belfast para explorar con los partidos la formación de un Ejecutivo de poder compartido con los nacionalistas, ganadores de los comicios.

“Esta es la posición que hemos mantenido antes de las elecciones, durante la campaña y ahora, y hasta que no veamos que el Gobierno del Reino Unido adopta acciones decisivas sobre el protocolo no designaremos a un viceministro principal”, declaró Donaldson a los medios tras reunirse con Lewis.

La histórica victoria del Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo IRA y defensor de la reunificación de Irlanda, presentará a su vicepresidenta, Michelle O’Neill, al puesto de ministra principal, si bien este cargo necesita un adjunto de la oposición para poder gobernar, según establecen los acuerdo de paz de 1998.

Antes de reunirse con los partidos, Lewis subrayó en un comunicado que la ciudadanía “merece un Gobierno estable y responsable”, por lo que instó a “los líderes” norirlandeses a “cumplir con sus responsabilidades” tan “pronto como sea posible”.

El titular británico también dialogará con el nacionalista Partido Socialdemócrata y Laborista (SLDP) y el Partido Unionista del Ulster (UUP), tercera y cuarta formación en el anterior Ejecutivo que, no obstante, han sido adelantadas por el Partido Alianza, centrista y no sectario. Las cinco formaciones podrían volver al Ejecutivo autónomo si no hay boicot del DUP, que ya lo hizo caer el pasado febrero por su oposición al citado protocolo y está suspendido desde entonces.

Lewis lanzó un guiño a los unionistas al subrayar que es necesario “solucionar las cuestiones pendientes relativas” a ese instrumento acordado por Londres y Bruselas para amortiguar el impacto del Brexit en Irlanda del Norte.

Donaldson aseguró que el Gobierno británico quiere solucionar este asunto “con un acuerdo con la Unión Europea”, pero advirtió de que el DUP “no dudará en tomar otras medidas si lo ve necesario”.

El dirigente unionista ya ha indicado que, antes de tomar una decisión sobre el Ejecutivo de Belfast, espera escuchar este martes que Londres tomará “acciones decisivas” durante el llamado Discurso de la Reina, que detalla, de la mano de Isabel II, las prioridades del Ejecutivo británico.

Entre éstas, el DUP quiere que Johnson se comprometa en firme a suspender unilateralmente partes del citado protocolo si no avanzan las negociaciones con la Comisión Europea (UE), una medida que no solo prolongaría la parálisis en Irlanda del Norte, sino que podría también dar paso a una guerra comercial entre Londres y Bruselas.

Las portadas más significativas de la jornada Brexit