ECONOMÍA
04/01/2022 09:09 CET | Actualizado 04/01/2022 09:43 CET

El paro registra un descenso histórico de 782.232 personas en 2021 hasta su menor nivel en 14 años

Se recuperan los niveles prepandemia. El desempleo disminuyó el año pasado en todos los sectores económicos, especialmente en servicios.

Histórico. El paro registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo registró en 2021 un descenso de 782.232 desempleados (-20,1%), su mayor caída anual de toda la serie comparable, iniciada en 1996. Se trata de una tendencia que dejaron entrever los datos de un noviembre récord. Hasta ahora, la bajada más pronunciada del paro era la de 2016, cuando se contabilizaron 390.534 desempleados menos.

El volumen total de parados alcanzó al finalizar el ejercicio la cifra de 3.105.905 desempleados. Es la cifra más baja en un cierre de año desde el ejercicio 2007 y supone 140.142 parados menos que en febrero de 2020, cuando se inició la pandemia, ha informado este martes el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La bajada del paro en 2021, motivada por la recuperación de la actividad tras la desaparición paulatina de las restricciones frente al coronavirus, supone la vuelta a las descensos después de que 2020, primer año de pandemia, se registrara un aumento del paro de 724.532 personas, su peor dato desde 2009.

A esos 3,1 millones de desempleados con los que se cerró 2021 se ha llegado después de que el paro bajara en diciembre en 76.782 personas respecto al mes anterior (-2,4%), su mayor caída en un mes de diciembre desde el año 2016. Con este retroceso mensual se acumula un récord de diez meses consecutivos de descensos, en los que el paro se ha reducido en algo más de 900.000 personas.

Todas estas cifras no incluyen a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

Los datos de la caída, en detalle

El paro disminuyó el año pasado en todos los sectores económicos, especialmente en los servicios, que restaron 532.670 desempleados en el año (-19,6%). Le siguieron el colectivo sin empleo anterior, con 95.916 parados menos (-27,3%), y la construcción, que registró un descenso de 60.209 desempleados (-18,9%).

La industria y la agricultura, por su parte, recortaron su cifra de parados en 56.885 y 36.552 desempleados en 2021, con caídas porcentuales respecto a 2020 del 18% y del 20%, respectivamente.

El paro bajó en 2021 en ambos sexos, aunque, en valores absolutos, lo hizo en mayor medida entre las mujeres. Así, el desempleo femenino descendió en 401.089 mujeres respecto a 2020 (-18%), frente a un retroceso anual del paro masculino de 381.143 desempleados (-22,9%).

Por edades, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años disminuyó un 38,7% en 2021, con 140.403 parados menos que en 2020, hasta situarse en 222.594 desempleados, la cifra más baja en un mes de diciembre de toda la serie histórica, según el Ministerio. Por su parte, el paro de las personas con 25 años y más bajó en 2021 en 641.829 desempleados (-18,2%).

En cuanto a la contratación, en 2021 se realizaron 19.384.359 contratos, un 21,6% más que en 2020. De ellos, algo más de 2,11 millones de contratos, el equivalente al 10,9% del total, fueron indefinidos, con un crecimiento del 36,7% sobre el año anterior.

En lo que respecta al gasto en prestaciones por ERTE, en noviembre (último dato disponible) el desembolso fue de 117 millones de euros, nuevo mínimo desde el inicio de la pandemia.

La afiliación a la Seguridad Social

El número medio de afiliados a la Seguridad Social cerró 2021 en un nuevo máximo histórico de 19.824.911 cotizantes tras ganar en el conjunto del año 776.478 ocupados (+4,07%), su mayor incremento anual desde el ejercicio 2005, cuando el sistema sumó 968.000 trabajadores, ha informado este martes el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

De este modo, el segundo año de pandemia finalizó de manera muy distinta a la que lo hizo en el primero, 2020, año en el que el coronavirus se llevó por delante 360.105 ocupados y en el que la afiliación descendió por primera vez tras seis años consecutivos de incrementos. El ejercicio 2021 ha traído consigo la vuelta a cifras positivas y a un nivel de afiliación desconocido hasta ahora, gracias, entre otros factores, a la hostelería y el comercio.

A esos más de 19,82 millones de ocupados con los que cerró 2021 se ha llegado tras registrarse el mejor mes de diciembre en afiliación media desde el año 2018.

En concreto, la Seguridad Social ganó el pasado mes de diciembre 72.553 cotizantes en términos promedios (+0,3%), frente a los 26.432 y los 31.659 afiliados que sumó en los meses de diciembre de 2020 y 2019, respectivamente. Hay que remontarse a 2018 (+78.541 ocupados) para encontrar un diciembre mejor que el de 2021.

Reducción de tres millones de personas en ERTE

El número de trabajadores protegidos por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) procedentes de alguna de las modalidades puestas en marcha durante la pandemia cerró el año 2021 en 102.548, casi 520.000 trabajadores menos que al finalizar 2020.

Esta cifra supone además un descenso de más de 35.000 trabajadores respecto al pasado 31 de octubre, última fecha antes de que entraran en vigor las nuevas modalidades de ERTE por la pandemia, ha informado este martes el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Respecto a los máximos alcanzados desde que estallara la pandemia, los trabajadores en ERTE vinculados al coronavirus se han reducido en más de tres millones.

De los 102.548 trabajadores en ERTE contabilizados a cierre de 2021, un total de 49.685 se encontraban en suspensión parcial y 52.863 en suspensión total, de acuerdo con los datos preliminares de la Seguridad Social.