Putin destituye al general encargado de la logística de las tropas rusas

El Kremlin ha anunciado que será reemplazado por el coronel general Mijail Mizintsev, responsable de la ofensiva sobre la ciudad de Mariúpol.
El presidente ruso, Vladimir Putin.
El presidente ruso, Vladimir Putin.
GAVRIIL GRIGOROV via Getty Images

El viceministro de Defensa ruso para la Logística, el general del Ejército de Tierra Dimitri Bulgakov, ha sido destituido de su cargo y reemplazado por el coronel general Mijail Mizintsev, responsable de la ofensiva rusa sobre la ciudad ucraniana de Mariúpol.

El Ministerio de Defensa ha informado de que Bulgakov ha sido “trasladado a otro puesto”, indica la agencia de noticias rusa TASS. Bulgakov era hasta ahora uno de los once viceministros del Ministerio de Defensa, según recoge el propio organismo en su página web.

Mizintsev, nacido en 1962, estaba hasta ahora al mando del Centro Nacional para el Control de la Defensa, puesto que ocupaba desde diciembre de 2014. Bulgakov ocupaba el cargo desde 2010.

Al coronel general Mizintsev se le atribuyen los duros ataques rusos sobre Mariúpol que concluyeron con la toma de la ciudad en mayo tras semanas de resistencia de las milicias y fuerzas militares ucranianas.

El mando militar ruso ha sido objeto de críticas en los últimos días tras la retirada forzada por un contraataque ucraniano en la región de Járkov, en el noreste de Ucrania.

15 años de prisión para los militares que se nieguen a combatir

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha aprobado este sábado una nueva legislación que permite a los extranjeros que prestan servicio al Ejército de Rusia la posibilidad de solicitar la ciudadanía rusa por la vía rápida.

De este modo, se ha enmendado la Ley Sobre la Ciudadanía de la Federación Rusa para que aquellos militares de fuera de Rusia que han firmado un contrato de al menos un año con las Fuerzas Armadas puedan solicitar la ciudadanía sin un permiso de residencia previo.

Por otro lado, el líder ruso ha aprobado una serie de reformas en el Código Penal en virtud de las que, a partir de ahora, los periodos de movilización y la ley marcial se consideran como agravantes en caso de haber cometido delitos, según recoge TASS.

Así, se castigará con penas de hasta 15 años de prisión a aquellos militares que se nieguen a participar en las hostilidades. Asimismo, quienes se entreguen al bando enemigo de forma voluntaria podrían enfrentar penas de hasta diez años de cárcel.