El choque entre Ejército y los paramilitares de Sudán causa ya 185 muertos y 1.800 heridos

El choque entre Ejército y los paramilitares de Sudán causa ya 185 muertos y 1.800 heridos

El tercer país más grande de África escucha tambores de guerra entre dos facciones que durante años han colaborado para impedir un gobierno civil. 

Humo por los enfrentamientos en la zona de Omdurman, cerca del Halfaya Bridge, este domingo.Mohamed Nureldin Abdallah / REUTERS

Al menos 185 personas han muerto y otros 1.800 han resultado heridos durante los dos primeros días de enfrentamientos entre el Ejército de Sudán y el poderoso grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR), según ha informado este lunes el Comité Central de Médicos sudanés.

Este comité independiente apuntó en un comunicado que durante el segundo día de combates en diferentes puntos del país un total de 41 civiles "fueron asesinados", principalmente en capital, Jartum, y las localidades de Bahri y Omdurman.

Asimismo, apuntó que la cifra de víctimas podría ser muy superior puesto que los equipos de emergencia no pueden desplazarse por distintas zonas del oeste del país debido a las restricciones de movimiento por los intensos choques entre el Ejército y las FAR. 

Las Fuerzas Armadas de Sudán afirmaron la pasada noche que la situación general en el país es "muy estable" y que, en el segundo día consecutivo de combates, sólo ha habido "enfrentamientos limitados" entre las partes.

Las Fuerzas Armadas indicaron en un comunicado que los enfrentamientos se produjeron principalmente en el perímetro de la sede de la comandancia central del Ejército de Jartum y en otras instalaciones militares, sin aportar más detalles.

Los enfrentamientos han continuado este domingo en la capital y otras zonas del país, donde las FAR han asegurado controlar varias instalaciones y aeropuertos militares, un extremo que el Ejército ha desmentido.

Asimismo, las Fuerzas Armadas han acusado a los paramilitares de recurrir a métodos de guerrilla y de adentrarse en zonas densamente pobladas, por lo que el Ejército ha advertido de que no puede hacer uso de todas sus capacidades militares, como realizar bombardeos aéreos, según la nota.

"Nuestras fuerzas manejan la situación con estabilidad, equilibrio y gran profesionalismo", agregó el Ejército, que indicó que sus soldados "están en las mejores condiciones, cumpliendo con su deber y con la moral alta", al tiempo que prometió que "resolverá la situación muy pronto".

El origen

Los combates, que se iniciaron el sábado, no dejan de elevar el balance de destrucción. En apenas 48 horas son 185 los fallecidos y 1.800 los heridos confirmados por la ONU, si bien la cifra podría ser mucho más alta porque no se han podido contabilizar las víctimas de varias regiones de difícil acceso.

Este domingo, ante la escalada de la violencia en ciudades muy pobladas, el Ejército y las FAR aceptaron una propuesta de la ONU para establecer corredores humanitarios y cesar los combates en zonas residenciales entre las cuatro y las siete de la tarde, algo que ha permitido la evacuación de más de mil residentes en Jartum, indicaron a EFE fuentes de la Media Luna Roja sudanesa.

Sin embargo, las hostilidades no cesaron en las zonas alejadas de los núcleos urbanos, como en las cercanías del cuartel general del Ejército, o en las inmediaciones del aeropuerto internacional de Jartum, donde se produjo una explosión en un depósito de combustible.

La situación en otras zonas, como en la conflictiva región de Darfur, es incierta ya que las dos partes beligerantes han asegurado que han tomado el control de los mismos puntos estratégicos. 

Los militares formales y los paramilitares llevan años colaborando para impedir un gobierno civil democrático en el país, pero ahora ellos mismos pelean por tener el poder total. 

También te puede interesar...