POLÍTICA
11/07/2012 14:00 CEST | Actualizado 27/03/2019 15:34 CET

La fiesta minera en Madrid acaba con cargas policiales y ocho detenidos (VÍDEOS, FOTOS)

AFP

La marcha minera se ha dado un nuevo baño de masas, mayor incluso que el recibido la noche anterior. Aunque aún no hay cifras oficiales, parece que una vez más la previsión de 25.000 asistentes por parte de los sindicatos se ha quedado corta.

La marcha, que ha arrancado hacia las 11 y cuarto de Colón, ha discurrido durante todo el trayecto en un ambiente festivo, en el que se mezclaban consignas a favor de los mineros con otras en contra del gobierno, todo ello aderezado con olor a pólvora y un ruido constante de petardos y trompetas. La convoctoria, sin embargo, no ha quedado exenta de enfrentamientos y ha habido una fuerte carga policial poco antes de que acabase la manifestación.

Una buena parte de los asistentes eran familiares de los mineros, que han acudido en los 500 autobuses que han llegado a Madrid desde las cuencas mineras. Familias enteras, incluso con los abuelos, han acudido hoy a la marcha: “Nos lo jugamos todo y tenemos que apoyar a los nuestros”, comentaba una señora mayor asturiana que ha venido incluso con un bisnieto.

Otros colectivos mineros, desde baleares hasta portugueses, también han acudido a la manifestación. Manuel Bravo, del Sindicato Minero de Portugal, explicaba que para ellos la lucha obrera es una y que el sector minero portugués también está a punto de desaparecer, por lo que han venido a apoyar la causa.

Caprichos del destino, la jornada ha coincidido con el anuncio del Gobierno de la subida del IVA del 18 al 21% y la supresión de una paga a los funcionarios, entre otras medidas impopulares. De esta manera, y como ya se vio ayer, la protesta minera se ha convertido en el catalizador de todo el descontento ciudadano.

Los 200 mineros de la marcha negra han desfilado por el medio de la columna, protegidos por una cuerda llevada por los manifestantes y personal sindical. Durante el recorrido, en el que la marcha ha avanzado de manera muy lenta, abundaban las banderas republicanas junto a enseñas de un gran número de comarcas y comunidades autónomas.

CARGA POLICIAL

Llegados delante del Ministerio de Industria, hacia las 13:30, varios manifestantes han empezado a abuchear a los agentes antidisturbios que protegían la sede. Algunos asistentes han empezado a taparse las caras y romper aceras en pedazos. El ambiente cada vez se iba caldeando más y los concentrados han arrojado diversos objetos, piedras y petardos a los agentes.

La otra parte de la marcha, que discurría por el carril central de la Castellana, se ha mantenido ajena a esto y muchos de los presentes ni se habían enterado de lo que estaba sucediendo.

Los agentes han decidido cargar contra los manifestantes sin criterio alguno, dirigiéndose al carril central, que es donde estaban los asistentes pacíficos. Han disparado bolas hacia los manifestantes, que no entendían que estaba sucediendo.

A raíz de la acometida, se ha creado un efecto tapón en la Castellana ya que la gente no podía correr en dirección contraria a la policía porque había un escenario preparado para clausurar la manifestación.

La carga se ha saldado con 76 heridos (43 manifestantes y 33 policías), todos ellos leves, según Interior. Entre ellos se encuentran mineros, periodistas e incluso una niña de 11 años. La policía también ha detenido a ocho manifestantes, ninguno de ellos minero.

Para clausurar la concentración, algunos mineros y líderes sindicales se han dirigido a los manifestantes. El líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha reprobado la carga realizada por la policía y ha anunciado una movilización general "de todos los trabajadores" antes de que acabe el mes.

Acabados los discursos y escuchado el Santa Barbara bendita de rigor, los mineros se han ido disolviendo, subiendo a los autocares que los llevarán a sus respectivas casas. Se ha registrado en esos momentos algún enfrentamiento aislado entre la policía y algún manifestante, aunque sin consecuencias graves.

PROTESTA ESPONTÁNEA DE FUNCIONARIOS DELANTE DEL CONGRESO

Hacia las dos del mediodía, centenares de funcionarios, convocados a través de correo electrónico, se han concentrado de manera espontánea delante del Congreso para protestar por los nuevos recortes anunciados.

La concentración se ha visto reforzada por algunos asistentes que venían de la manifestación minera. Según Nieves, una funcionaria del Ayuntamiento presente a esa hora, había unas 500 personas delante del Congreso.

La policía ha reforzado la seguridad de la zona, poniendo hasta 12 camionetas blindadas delante del Congreso, y haciendo amagos de cargar contra los presentes.

Hacia las cuatro de la tarde, unos 50 concentrados permanecían delante de la Cámara Baja.

Photo gallery Carga policial contra los mineros en la marcha de Madrid See Gallery
Photo gallery La Marcha Negra llega a Madrid See Gallery

ESPACIO ECO