INTERNACIONAL
04/09/2012 21:38 CEST | Actualizado 04/09/2012 21:38 CEST

La Convención Demócrata dirige sus focos hacia el voto latino (VÍDEOS)

AFP

El voto hispano en Estados Unidos es uno de los objetivos del presidente Barack Obama en el inicio de su campaña por la reelección. Esta noche, en la Convención Demócrata, el partido del presidente dirigirá todos los focos hacia esta minoría cuando Julián Castro, el alcalde de San Antonio (Texas) hable frente a unos 6.000 delegados demócratas sobre sus orígenes como descendiente de inmigrantes mexicanos.

“Hace cuatro años fuimos a la Convención en Denver y nos quedamos en un motel”, recuerda emocionado, a unas horas de su alocución, el alcalde de 37 años. Castro aparecerá al lado de su hermano gemelo, Joaquín, que lo presentará para dar el discurso más importante de cara a la nominación de Obama como el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos.

La elección de Castro como orador clave en la Convención Demócrata no ha sido una casualidad. Obama y su equipo saben que entre las minorías puede encontrar los votos suficientes para ganar la reelección, y que de todas estas la que mayor crecimiento ha registrado en los últimos años es la de los hispanos.

LOS HISPANOS EN CIFRAS

Según el Pew Hispanic Center, una organización que mide la implicación en varios temas de este grupo racial en Estados Unidos, unos 21 millones de hispanos podrán votar en noviembre, casi el doble que en 2008. En la primera elección de Obama, el presidente se llevó el 67% de los votos latinos, mientras que el entonces candidato republicano, John McCain, obtuvo el 23%.

La proyecciones dan a Obama mucha ventaja sobre el republicano Mitt Romney, con un 68% de las preferencias de los hispanos. Sin embargo, la verdadera preocupación de los demócratas respecto a este sector es su baja participación en las elecciones y lo decisivo que puede ser su voto en estados clave como Virginia, Ohio, Nevada, Colorado y Florida. En estas áreas la presencia hispana solo es notable en Florida, por lo que la participación de los hispanos en esos estados es crucial para que Obama no salga de la Casa Blanca.

La maquinaria de campaña con los hispanos como objetivo ya se ha echado a andar desde hace varios meses. Siguiendo los estudios que indican que las mayores preocupaciones para los latinos son el trabajo, la educación, la inmigración y la sanidad, el equipo de Obama ha lanzado diferentes propuestas relacionadas con estos temas. Incluso, en junio frenó la deportación de miles de jóvenes inmigrantes de Estados Unidos, pese a ser el presidente con más deportaciones durante su mandato.

“La comunidad latina es la que impulsa, en gran parte, la recuperación económica. Esa misma determinación ha impulsado a miles de hispanos a abrir negocios a una tasa tres veces mayor del promedio nacional”, menciona el mismo Obama en uno de los anuncios dirigidos hacia este sector de la población estadounidense.

UNA CAMPAÑA EN ESPAÑOL

Los anuncios de Obama han sido reforzados por otros mensajes en español sobre los problemas que preocupan a los hispanos. Algunos de estos mensajes han sido grabados por importantes líderes de la comunidad latina e incluso por algunas celebridades como el cantante puertorriqueño Marc Anthony; la presentadora de origen cubano Cristina Saralegui, conocida como la Oprah hispana; y la actriz de ascendencia mexicana Eva Longoria.

Como lo fue el actor Clint Eastwood en la Convención Republicana, será Longoria quien dé el toque hollywoodense en la reunión de los demócratas y a la vez refuerce la idea de que los hispanos pueden decidir estas elecciones. A ella se sumarán la actriz de origen mexicano Jessica Alba y el rapero de ascendencia cubana Pitbull, quienes también acudirán a la Convención.

Aunque la estrategia de Obama ha sido más directa hacia la búsqueda del voto hispano, el candidato republicano Mitt Romney también ha hecho algunos guiños a este grupo racial, con el lanzamiento de algunos anuncios en español y dirigiendo su mensaje hacia la economía.

Romney ha señalado a Obama como el responsable de la pérdida de trabajos y a los latinos como el sector más afectado. Sin embargo, lo votantes se inclinan por Obama y mantienen una postura de confrontación contra los republicanos por su apoyo a leyes de inmigración como la de Arizona.

Después de que el alcalde de San Antonio, Julián Castro, pronuncie su discurso, la primera dama, Michelle Obama, también se dirigirá a los demócratas reunidos en Charlotte. El jueves, el presidente Obama será designado oficialmente como el candidato a la presidencia de Estados Unidos y la carrera por la Casa Blanca se intensificará con la mirada puesta en el voto hispano.