INTERNACIONAL
03/10/2013 11:39 CEST | Actualizado 03/10/2013 19:08 CEST

Más de un centenar de inmigrantes muertos y cientos de desaparecidos tras un naufragio frente a Lampedusa

Al menos 130 personas han muerto este jueves, entre ellas una embarazada y dos niños, tras el naufragio de un barco en el que viajaban unos 500 inmigrantes frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa, según AFP. Se calcula que podría haber más de 200 desaparecidos.

Por el momento, hay unos 150 inmigrantes rescatados y, según su relato, los entre 400 y 500 viajeros procedían de Eritrea y Somalia y habían salido de las costas de Libia. En la embarcación viajaban unos 30 menores.

La alcaldesa de la isla, Giusi Nicolini ha informado a los medios italianos de que, entre los supervivientes, las fuerzas del orden han detenido a una persona que creen puede ser el traficante que les llevaba.

"Se trata de una tragedia inmensa", ha añadido Nicolini tras explicar que los supervivientes han relatado que llevaban varias horas en alta mar y que no conseguían llamar para ser rescatados por lo que decidieron encender un fuego para ser localizados.

La barcaza después se incendió, muchos inmigrantes tuvieron que arrojarse al mar y posteriormente volcó, ha agregado la alcaldesa.

El comisario de la Agencia Sanitaria Provincial de Palermo y coordinador de las labores de atención médica, Antonio Candela, ha asegurado que en el barco viajaban niños y que de momento se ha atendido a cincuenta heridos, entre ellos cerca de treinta menores de edad -uno de dos meses- y tres mujeres embarazadas.

De acuerdo con los testimonios de los equipos de rescate llegados al lugar de los hechos, "hay muertos por todas partes".

Unos pescadores, que han dado la alarma, han sido los primeros en atender a los náufragos, ya que la embarcación no había sido avistada con antelación por las fuerzas de seguridad italianas. Los pescadores siguen ayudando en estos momentos a los guardacostas y a la Guardia de Finanzas.

Esta tragedia se produce horas después de que otra embarcación con 463 inmigrantes haya sido llevada a puerto en esta isla, cuyo centro de acogida tenía ya ayer a unas 700 personas.

PALABRAS DEL PAPA

"Sólo me viene la palabra vergüenza, es una vergüenza". Así ha reaccionado el papa Francisco a la tragedia de Lampedusa al término del discurso a los participantes en el convenio sobre el aniversario de la encíclica 'Pacem in Terris'.

"Hablando de crisis, hablando de la inhumana crisis económica mundial, que es un síntoma grande de la falta de respeto por el hombre, no puedo dejar de recordar con gran dolor las numerosas víctimas del enésimo trágico naufragio ocurrido hoy cerca de Lampedusa", ha añadido.

Previamente, el pontífice ha manifestado a través de su cuenta en Twitter: "Recemos a Dios por las víctimas del trágico naufragio".