INTERNACIONAL
14/01/2015 09:30 CET | Actualizado 14/01/2015 09:31 CET

Una revista de prensa planetaria

Esta mañana, en los quioscos de medio planeta, se consuma la respuesta al atentado a la redacción de Charlie Hebdo con la aparición de un nuevo número que no deja indiferente

Un obispo, un imán y un rabino, juntos, leen el último Charlie Hebdo y se parten de risa. Es la invitación a comprar la revista que el dibujante Plantú realiza en la primera de Le Monde. El vespertino francés, como el resto de diarios del Grupo Europa, incluye algunas de las viñetas del simbólico número y El País opta por reproducir la doble página central que hace referencia a la manifestación del pasado domingo en París: "11 de enero, más gente con Charlie que en misa". En su editorial explica que se trata de "un homenaje a las víctimas" y un apoyo a la voluntad de seguir adelante de los supervivientes de la matanza, porque, aclara: "aunque el estilo de Charlie Hebdo no coincide con la línea de El País, defendemos su derecho a vivir en libertad". La decisión de volver a dibujar al profeta en la primera causa polémica. "Alerta por nuevas tensiones por la salida de Charlie con el profeta Mahoma" advierte el New York Times sobre la reacción en los países árabes, mientras que Libération consulta con un antropólogo de las religiones de confesión musulmana que se felicita por que "la caricatura no incida más en la separación". 

Pero la defensa de la libertad de expresión no excluye el refuerzo de la seguridad frente a la amenaza yihadista

"Francia está en guerra contra el islamismo radical", destaca marcial en primera Le Figaro la frase de Manuel Valls ante la Asamblea Nacional.

Allí anunció una serie de medidas que, para el diario conservador, deben ser respaldadas en una "unidad sagrada". La firmeza de Valls contrasta con sus lágrimas que, por la mañana, enjugó durante el funeral de lo tres policías asesinados, como reseña El Mundo con su foto de primera. Emociona también el testimonio en Le Monde de una de las redactoras supervivientes sobre la masacre. Sigolène Vinson recuerda aún "el silencio mortal" que invadió la sala de redacción, donde los hermanos Kouachi actuaron lentamente, bala a bala. "Nadie gritó. Todos debían estar invadidos por el estupor".

Mientras en Alemania, se reabren debate sociales y tambien legales

La palabra del año pasado en Alemania ha sido: mentira. "Las mentiras de la prensa", titula Die Welt en relación a las acusaciones que Pegida lanza contra los medios de comunicación con un término que ya usaron los nazis para difamar a los judíos y que el propio Franco recuperó al hablar de las "mentiras de la prensa judía" contra su régimen. La sensatez la puso anoche en la puerta de Brandemburgo el presidente Gauk en su discurso al término de la manifestación contra la islamofobia: "Vuestro odio es nuestro estímulo".

Y en España, los atentados de París desembocan en un pacto contra el terrorismo

"España hará una ley contra el yihadismo" señala en primera El Periódico mientras que La Vanguardia precisa que los puntos más críticos para alcanzar un amplio respaldo residen en el control de las webs y el registro de pasajeros. En páginas interiores, El País aclara que el principio de acuerdo entre PP y PSOE atiende a que desde 2012, "el ejecutivo desarrolla la estrategia anti-radicalización que abrió Zapatero". Para El Mundo, en definitiva, "PP y PSOE dan ejemplo de responsabilidad política" al ponerse de acuerdo por primera vez desde 2011 cuando pactaron incluir "la estabilidad presupuestaria en la Constitución".

El terrorismo etarra vuelve a las primeras de los diarios españoles tras la decisión del Supremo

Que es acogida con recelo en Euskadi: "El Supremo da aire al Gobierno al rechazar que los etarras resten sus penas en Francia", titula El Correo mientras Deia habla de "cerrojo a la salida de presos por penas cumplidas en la Unión Europea". Si el primero, en un editorial, considera que será finalmente la justicia europea la que decida finalmente caso a caso; El Mundo evalúa que supone "un revés para la Audiencia nacional y un balón de oxígeno para el Gobierno". "Que ETA haya dejado de matar no debe dar pie a un espacio de impunidad ni a relajar, per se, la situación carcelaria de los terroristas".  

Francia es también noticia, junto a Italia, por la decisión de Bruselas dar oxígeno a sus presupuestos

El Financial Times incluye la opinión de un analista de la City que estima que supone una medida de sentido común para dar aire a la economía italiana y un respaldo político a Francia en estos momentos en que su ministro de Economía intenta sacar sus reformas en el parlamento con la hostilidad de casi todos los grupos políticos, incluido el socialista, nos aclara Le Monde. La decisión además se produce en un momento sensible para el euro que ayer "cayó un 12% e impulsa la exportación y el turismo" a juicio de El Periódico. En Alemania, sin embargo, son pesimistas. Die Welt se apoya en las previsiones del Banco Mundial, para alertar de que la zona euro es un riesgo para la economía mundial porque crecerá menos que Estados Unidos y Reino Unido bajo la amenaza del desplome de la economía rusa. De hecho, el Wall Street Journal apunta a que la Unión europea explora con Rusia una posible suavización de la sanciones contra Moscú si se produce una inflexión sobre el este de Ucrania.

El tuit de esta mañana nos devuelve con crudeza a lo sucedido en Francia

Es la cruda tribuna en Le Monde de cuatro profesores franceses de un liceo de los suburbios populares del norte de París y su título es ya suficientemente significativo: "¿Cómo hemos podido dejar que nuestros alumnos se conviertan en asesinos?", en referencia a los hermanos Kouachi y a Koulibalí.

Puedes escuchar cada mañana la revista de prensa de José María Patiño a las 7:40 en Hoy por Hoy, en la Cadena SER, o pinchando aquí.

ESPACIO ECO