INTERNACIONAL
05/07/2015 10:34 CEST | Actualizado 07/07/2015 15:12 CEST

Grecia vota un 'no' rotundo

Grecia dice no. Que ya basta. Que se niega a acatar el acuerdo con sus acreedores europeos. Más que decirlo, lo grita. Pese a que las encuestas previas anunciaban casi un empate técnico, pese a que los sondeos de las televisiones locales hablaban de resultado ajustado cuando se cerraron los colegios electorales, al final la victoria de los contrarios a aceptar el planteamiento actual del Eurogrupo ha sido amplia y clara, un 61,3% de los votos frente a un 38,6% de electores que han apoyado el sí, con una participación que roza el 65%. Ya no es Syriza, sino Grecia, el que se opone. El pueblo. Y con ello tendrán que lidiar sus gobernantes y los de Bruselas.

Los 19.000 centros electorales estuvieron este domingo abiertos durante 12 horas, en un día tan calmado que no registró ni un incidente. La jornada decisiva, este 5J con el que se plantea una Europa nueva, empezaba con el voto tempranero de los políticos, como el primer ministro, Alexis Tsipras, que alentaba al voto del "no" con entusiasmo. "Los europeos tienen que tener en cuenta la decisión de un pueblo para vivir con dignidad. Hoy la democracia vence al miedo y al chantaje. A partir de mañana se abre un camino, para todo el pueblo griego, de regreso a los principios fundamentales de la democracia y de la solidaridad en Europa, a una Europa de dignidad", animaba. "Su futuro está en sus manos", fue la frase que arrancó el aplauso en las calles de su barrio.

A juzgar por el resultado final, su mensaje ha calado. Repetido en constantes mensajes en televisión durante la última semana -un ciclón de 7 días en el que se convocó el refrendo, se cerraron los Bancos y la Bolsa, se impuso un control de capitales y se limitó el metálico en los cajeros a 60 euros-, ha pesado frente al mensaje del miedo del "sí", los que vaticinan una salida el euro -si no de la UE- inmediata.

Ahora, Atenas puede endurecer su postura ante Bruselas, robustecido como está por el apoyo popular, lo que forzosamente complicará la llegada a un acuerdo con los acreedores, que dieron por terminadas todas las negociaciones hace una semana por entender que la consulta popular era un carpetazo unilateral al proceso de acercamiento.

"Nuestra gente tiene las maletas preparadas para viajar y empezar a hablar", dijo una fuente oficial a la televisión pública griega. La idea es tener una propuesta e incluso un acuerdo en las próximas 48 horas.

(Puedes seguir leyendo tras la galería...).

UNA "MANO TENDIDA" A LOS SOCIOS

"Durante cinco meses, los acreedores han rechazado una negociación sustancial, han impuesto el cierre de los bancos y planificado nuestra humillación", ha afirmado el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, en rueda de prensa. A partir de mañana con la "herramienta del 'no' vamos a tender la mano para la cooperación, vamos a llamarles uno a uno para buscar un acuerdo".

El ministro de Trabajo de Grecia, Panos Skourletis, con el recuento a medias, decía ya que la victoria supone un refuerzo para la posición del Ejecutivo de Syriza griego en la negociación. "El Gobierno ahora tiene una potente herramienta de negociación para conseguir un acuerdo que abrirá un nuevo camino para nosotros", explicó a la prensa.

Tsipras y todo su equipo habían anunciado que se marcharían si ganaba el "sí", que disolverían el Gobierno y convocarían elecciones. Ahora, ese escenario se esfuma.

Este martes o miércoles, dice el banco central griego, deberían abrirse los bancos, pero se mantendría el corralito. Cuánto tiempo puede aguantar así Grecia es la gran pregunta. De ahí que un acuerdo con Bruselas se haga urgentísimo.

El Grupo de Trabajo del Euro se reunirá este lunes para analizar la situación tras los resultados del referéndum en Grecia y posteriormente enviar sus resultados al Eurogrupo, el foro informal de los ministros de Finanzas que comparten la moneda única, dijeron a Efe fuentes europeas. Esas fuentes señalaron que serán los responsables del Tesoro o los viceministros de Economía y Finanzas de los países que comparten el euro quienes participen en esa reunión. Por ahora no hay convocado Eurogrupo.

Uno de los principales negociadores griegos en las conversaciones con la troika, Euclid Tsakalotos, ha anticipado que las líneas maestras de la estrategia griega tras el referéndum se apoyarán en dos pilares: el informe del Fondo Monetario Internacional que reconoce que la deuda griega es insostenible y un nuevo mandato para Atenas, amparado en la voluntad del pueblo griego.

El Banco de Grecia ha confirmado que va a solicitar esta misma noche liquidez adicional al Banco Central Europeo (BCE) a través del mecanismo de prestamos de emergencia (ELA).

(Puedes seguir leyendo tras la galería...).

DIJSSELBLOEM: LAS REFORMAS SON INEVITABLES

El presidente del Eurogrupo, Jeoren Dijsselbloem, ha lamentado la victoria del 'no' en el referéndum y ha avisado de que las medidas difíciles y las reformas son inevitables. "Tomo nota", afirma, pero añade una frase que asusta: "Este resultado es muy triste para el futuro de Grecia".

El ministro holandés, en un breve comunicado, ha insistido en la obligaciones griegas y ha asegurado que queda a la espera de que las autoridades griegas presenten sus "iniciativas" para dicha recuperación.

¿HABRÁ SALIDA DEL EURO?

El "no" de los griegos en el referéndum deja planteada, con toda crudeza, la pregunta de si Grecia se verá forzada a abandonar la unión monetaria, escenario que nunca contemplaron los fundadores de la moneda única.

"Hay argumentos a favor y en contra sobre si el "Grexit" (la salida de Grecia del euro) es posible legalmente", han dicho a Efe fuentes comunitarias, que también subrayaron que "lo que ocurre es que no hay disposiciones específicas en los tratados que digan que el acceso a la zona euro es reversible".

En la práctica, si un miembro insolvente de la Eurozona se queda sin la cobertura del BCE, como le está pasando a Grecia, se puede ver obligado, para salvar su sistema financiero, a introducir la moneda nacional, ya sea de forma temporal o definitiva.

UN LIMBO LEGAL

Pero desde el punto de vista jurídico no están en absoluto claros los procedimientos, ni los derechos y obligaciones que tendría respecto a sus antiguos socios y viceversa, por lo que Grecia entraría en un auténtico limbo legal.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

El Gobierno griego, a través de su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, ya ha avanzado que haría uso "de todos los recursos legales" para evitar una salida del euro, incluyendo acciones ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Mientras,el primer ministro griego, Tsipras, se ha esforzado por interpretar la consulta popular como una baza negociadora, Bruselas ha hecho una lectura diferente y ha advertido de que un "no" equivale a salir del club de la moneda única.

"No vamos a hablar de una moneda paralela", ha afirmado el coordinador de las negociaciones con los acreedores del Gobierno griego, Euclid Tsakalotos, en declaraciones a Star TV. "No creo (...) que vayan a echarnos. Estamos dispuestos a reunirnos con ellos esta misma noche", ha insistido, diga lo que diga Europa.

"EL EURO YA NO ESTARÁ DISPONIBLE"

No es es el escenario que imagina el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz: "¿Seguirá Grecia en el euro después de este referéndum? Ése es el caso, ciertamente, pero si dicen 'no' tendrán que introducir otra moneda después del referéndum porque el euro no está disponible como modo de pago", ha añadido a una radio alemana. "En el momento en que alguien introduce una nueva moneda, salen de la Eurozona", ha añadido.

Poco después, sin embargo, ha contemplado la posibilidad de darle créditos de emergencia a Grecia para poder mantener los servicios públicos y no abandonar a los helenos a su desconocida suerte.

Italia y Francia han sido los únicos países que han hablado oficialmente sobre la consulta y ambos sostienen que es "justo" volver a hablar con Grecia después de que el pueblo haya decidido. Este lunes, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, se reunirán en París para discutir los resultados del referéndum griego.

El ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, dijo que Grecia debe tomar ahora la iniciativa tras el "no" en el referéndum de hoy al señalar que "la pelota está ahora en el campo de Atenas".

"El resultado parece ser claro, un claro no. Tenemos que aceptar un resultado de este tipo. Es el resultado de un referéndum en el que participó una mayor parte de los griegos", concluye.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Pinterest

ASÍ TE CONTAMOS LA JORNADA DEL REFERÉNDUM