INTERNACIONAL
19/04/2016 07:08 CEST | Actualizado 20/04/2016 15:30 CEST

El terrible vídeo que atestigua cómo es la vida bajo el asedio en Siria

No es un vídeo cualquiera, es un vídeo que duele, un vídeo que ha sido grabado por civiles en la ciudad siria de Daraya entre 2014 y finales de febrero de 2016, y que muestra una realidad que muchos no quieren ver y que otros tantos hacen como que no existe.

La grabación, difundida este martes por Amnistía Internacional, muestran imágenes de las explosiones de bombas de barril lanzadas por las fuerzas gubernamentales sirias sobre la ciudad, que se intercalan con las de civiles –incluidos niños y ancianos– que describen la profunda sensación de terror que genera vivir bajo este tipo de ataques implacables en una ciudad asediada.

“Quieren matarme", afirma una adolescente con gafas y pelo rizado cuando se le pregunta sobre las bombas. En otra desgarradora escena, un muchacho yace gimiendo junto al cadáver de su hermano, muerto en un ataque de bombas de barril, y le implora: "Hermano, no me dejes, por favor".

Es difícil imaginar siquiera la magnitud y la intensidad del sufrimiento que ha soportado la población civil de Daraya

"Es difícil imaginar siquiera la magnitud y la intensidad del sufrimiento que ha soportado la población civil de Daraya y otras zonas asediadas de Siria, algunas de las cuales no han recibido ayuda humanitaria durante años de combates. Cada día que pasa sin que llegue ayuda humanitaria supone un empeoramiento de la crisis humanitaria en Daraya", afirma Magdalena Mughrabi, directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

"Ahora que vuelven a estar en marcha las conversaciones de paz en Ginebra es absolutamente crucial que se dé carácter prioritario a la apertura del acceso de ayuda humanitaria a esas zonas. Aunque la mayoría de las armas han callado y la lluvia de bombas contra Daraya se ha detenido desde el alto el fuego del 26 de febrero, es mejor excluir totalmente la amenaza de que algún día puedan repetirse y hacer rendir cuentas a todos los responsables de crímenes de guerra durante el conflicto".

LAS NEGOCIACIONES DE PAZ

De ahí que esta ONG haya aprovechado el momento internacional que la guerra vive, en plenas negociaciones de paz, para lanzar su llamamiento, para que se presione al Gobierno de Bashar Al Assad para que garantice de inmediato el acceso humanitario hacia todas las zonas del país que continúan asediadas.

Aunque desde que el 26 de febrero entró en vigor el "cese de hostilidades" parcial no han caído bombas de barril sobre Daraya, la ciudad ha sido atacada con otras armas, y los miles de civiles que continúan en ella siguen sin suministro eléctrico y sufriendo graves carencias de alimentos y servicios médicos.

“Este vídeo transmite la absoluta sensación de terror de la población civil sitiada sometida al incesante embate de las bombas de barril del Gobierno sirio. Las imágenes muestran en primer plano, con impactante detalle, lo que han tenido que pasar los civiles de Daraya", ha asegurado Mughrabi.

ARMAS MORTÍFERAS

“Es absolutamente indignante –aunque no sorprendente– que el Gobierno sirio haya continuado bombardeando y matando de hambre a su propia población civil. Y resulta inaceptable que la ONU y otros influyentes actores internacionales no estén haciendo más para resolver la crítica situación que se vive en Daraya y en otras localidades asediadas", denuncia Mughrabi.

Las bombas de barril son armas nada sofisticadas pero mortíferas, que se fabrican con barriles de petróleo, tanques de gasolina o bombonas de gas que se llenan de explosivos, combustible y metralla y se lanzan desde helicópteros y aviones. Son imprecisas por definición y nunca deben utilizarse cerca de civiles.

Daraya ha soportado el impacto de miles de bombas de barril, además de más de tres años de agobiante asedio de las fuerzas gubernamentales sirias.

Según datos recogidos por el Ayuntamiento de Daraya, entre enero de 2014 y la entrada en vigor del "cese de hostilidades" (el 26 de febrero de 2016) se lanzaron sobre la ciudad unas 6.800 bombas de barril.

SITUACIÓN DELICADA

En el resto del país la situación no es mejor. El pasado lunes se registraron enfrentamientos graves al noroeste del país, en Alepo, lo que no hace sino dificultar aún más el desarrollo de las negociaciones de paz. "Mi impresión es que el cese de las hostilidades se mantiene, pero está en peligro", ha resumido el mediador de la ONU en las negociaciones de paz, Staffan de Mistura.

No obstante, ha asegurado -basándose en la información propia que maneja la ONU y en el análisis de sus expertos sobre la situación en todo el país- que "el cese de las hostilidades se mantiene en muchas áreas".

Coincidiendo no sólo con la degradación de la situación en Alepo, sino también con ataques lanzados por distintos grupos rebeldes en las provincias sirias de Hama y Latakia, supuestamente en respuesta a ofensivas del Ejército sirio, los rumores sobre una supuesta suspensión de las consultas diplomáticas se dispararon.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EL HUFFPOST PARA HUE