POLÍTICA
26/02/2018 21:52 CET | Actualizado 26/02/2018 23:45 CET

Junts per Catalunya y ERC negocian la investidura de Jordi Sànchez como president de la Generalitat

Los partidos independentistas ya habrían alcanzado un acuerdo de investidura, según el diario 'El País'.

EFE
Jordi Sànchez Picanyol, expresidente de la Asamblea Nacional Catalana y diputado de Junts per Catalunya.

Los partidos independentistas Junts per Catalunya y ERC negocian un acuerdo este lunes para proponer la candidatura de Jordi Sànchez, expresidente de la Assemblea Nacional Catalana, para la investidura como president de la Generalitat, según publica el diario El País.

El diputado sustituiría así a Carles Puigdemont, hasta ahora candidato del independentismo, que se encuentra huido de la justicia en Bruselas. Sànchez se encuentra encarcelado de manera preventiva en Soto del Real desde el pasado 16 de octubre, junto a Jordi Cuixart, líder de Òmnium.

La magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela les imputa un delito de sedición por supuestamente dirigir y alentar a las masas el 20 y 21 de septiembre para impedir la Operación Anubis contra la organización del referéndum ilegal de autodeterminación del 1 de octubre.

Según El País, ambos partidos han alcanzado un pacto para repartirse el poder dentro de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (cuya presidencia irá para ERC), lo que allana el camino hacia un acuerdo que podría presentar este miércoles, asegura citando fuentes de la negociación.

Pero no se olvidan de Puigdemont. El diario asegura que este domingo se realizará un acto en Bruselas para reivindicar "la legitimidad" del expresident. También planean una declaración en el Parlament "que seguramente se realizará la próxima semana", de acuerdo a El País.

Públicamente, las formaciónes transmiten la sensación de que aún queda para el acuerdo y la investidura. La reunión ha servido para "avanzar en los flecos" pendientes de cerrar. "El acuerdo es complejo, pero somos optimistas", ha afirmado un dirigente de JxCat.

Sànchez dificulta el gobierno efectivo que busca ERC

El escollo más importante para el acuerdo, según El País, es la duración que puede tener Sànchez al frente del Gobierno catalán, ya que pende sobre él la amenaza de una inhabilitación, y la dificultad de tener un gobierno "efectivo" desde el principio, como reclama ERC, con el president en prisión.

Los otros temas pendientes de aclararse, según el diario, son la apertura de las delegaciones catalanas en el Exterior, cerradas desde la aplicación del artículo 155, y la dirección del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, que Esquerra reclama para sí.

Ambas formaciones planean repartirse las consejerías en absoluta igualdad, hasta el punto de que barajan crear una nueva para tener un número par, 14. La Presidencia y la Vicepresidencia, que reclaman JxCat y ERC respectivamente, son las que más fricciones han causado.

Noticia en ampliación.

NOTICIA PATROCINADA