POLÍTICA
23/03/2018 22:04 CET | Actualizado 23/03/2018 22:06 CET

La senadora imputada deja el grupo del PP para facilitar la aprobación de los Presupuestos

Los populares dicen que Belén Barreiro, que sigue los pasos de Rita Barberá y Juan Morano, podrá volver al partido si se archiva el caso.

Pilar Barreiro, senadora del PP, en una imagen de archivo.
EFE
Pilar Barreiro, senadora del PP, en una imagen de archivo.

La senadora popular Pilar Barreiro ha comunicado este viernes al Senado su voluntad de abandonar el Grupo Popular e incorporarse al Grupo Mixto ante el previsible retraso que va a sufrir la resolución del proceso que se sigue contra ella por la trama Púnica al haberse personado en el caso la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), según han informado a Europa Press fuentes del PP.

En un comunicado hecho público por la propia Barreiro, explica que solicita la baja en el Grupo Popular con el objetivo de "no perjudicar al partido al que siempre he sido leal". Ciudadanos (Cs) había puesto como condición para apoyar las cuentas públicas que Mariano Rajoy apartara del escaño a Barreiro.

"Esta decisión obedece a mi intención de no perjudicar al partido al que siempre he sido leal y por el interés general de los españoles", señala la senadora y exalcaldesa de Cartagena, que ha presentado su baja en la Cámara Baja antes de las 17.00 horas.

Además, Pilar Barreiro asegura que esperará "tranquila" a la decisión que tome el Tribunal Supremo sobre el procedimiento en curso, ya que, según subraya, cree "firmemente" en la Justicia.

Fuentes del PP han señalado que la personación en el caso de ADADE -una asociación que los populares vinculan con el PSOE- como acusación popular la semana pasada provoca que se retrase la resolución del proceso, en un momento en que la prioridad del Ejecutivo de Mariano Rajoy pasa por aprobar los Presupuestos.

Precisamente, la Fiscalía del Tribunal Supremo presentó recientemente un informe pidiendo el sobreseimiento provisional de la causa contra Barreiro "al no haber resultado debidamente justificada" la perpetración de los delitos de fraude, falsificación de documento mercantil, prevaricación, malversación de caudales públicos y cohecho que motivaron la apertura de la causa penal contra ella.

Una exigencia constante de Ciudadanos

El Gobierno aprobará el próximo martes en Consejo de Ministros el proyecto de Presupuestos y quiere contar de nuevo con el apoyo de Ciudadanos, PNV y los dos partidos canarios. El partido había puesto como condición para respaldar las cuentas que el PP apartara a Barreiro.

El acuerdo de investidura que el PP y Cs firmaron en 2016 prevé "la separación inmediata de los cargos públicos que hayan sido imputados formalmente o encausados por delitos de corrupción, hasta la resolución definitiva del procedimiento judicial".

Rivera ha celebrado que el PP "eche" de su grupo en el Senado a Pilar Barreiro para facilitar que su partido respalde los PGE y ha recalcado que ha tardado "más de 80 días en hacerlo". De hecho, ha exclamado en su cuenta de Twitter que el presidente del Gobierno "siempre tarde".

Fuentes del PP han avanzado a Europa Press que la senadora podrá volver al Partido Popular si se archiva la causa contra ella en el caso Púnica, donde está investigada por delitos de fraude, malversación de caudales públicos, cohecho, prevaricación continuada y revelación de información reservada en el marco de la trama Púnica.

Como Barberá y Morano

Barreiro sigue los pasos de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, que en septiembre de 2016 solicitó su baja en el Grupo Popular del Senado para pasar al Mixto. Previamente, se había dado de baja como afiliada del PP tras conocerse que el Tribunal Supremo abrió causa contra ella por el 'caso Taula', el supuesto blanqueo de capitales llevado a cabo por el PP en el Ayuntamiento de Valencia.

Un par de meses después Bárbera falleció a causa de un infarto en un hotel de Madrid y se abrió un intenso debate en las filas del PP sobre el momento procesal en que un partido debe apartar a un político. Hasta ahora, la tesis del PP es que hay que esperar a que se abra juicio oral, sin que baste la imputación.

Pero antes que Barberá el senador del PP Juan Morano también pasó al Mixto. Todo empezó cuando en 2012 rompió la disciplina de voto votando a favor de las enmiendas en defensa del sector del carbón presentadas por el PSOE y el Grupo Mixto en el proyecto de Presupuestos. Poco después, el PP le suspendía de militancia por "deslealtad" en sus declaraciones en contra del Gobierno y de su propia formación política con motivo del conflicto de la minería.

ESPACIO ECO