ECONOMÍA
27/03/2020 14:20 CET | Actualizado 27/03/2020 15:16 CET

Cada mes de confinamiento restará dos puntos al PIB en 2020, según la OCDE

El organismo advierte de que es "inevitable" que muchas economías caigan en recesión.

EFE
El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.

Las medidas de confinamiento por la COVID-19 suponen una reducción de la actividad de hasta un tercio en las grandes economías del mundo, según la OCDE, que ha calculado que cada mes que se mantenga esta situación restará dos puntos porcentuales del producto interior bruto (PIB) en 2020.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advierte en un comunicado este viernes de que muchas economías caerán en recesión, algo “inevitable” porque hay que luchar contra la pandemia y al mismo tiempo hacer lo necesario para que la actividad arranque tan pronto como sea posible.

Estas estimaciones las presentó el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, a los líderes del G20 en su cumbre virtual del jueves, donde insistió en que hacen falta más acciones para absorber el choque económico y una respuesta más coordinada de los gobiernos para salvaguardar a las personas y a las empresas, que saldrán “muy fragilizadas” de la crisis.

Impacto diferente en cada país

La OCDE, que habla de estimaciones más que de proyecciones dada la incertidumbre sobre la duración y efectos del confinamiento, señala que el impacto es diferente para cada país en función del peso relativo que tiene cada sector en su economía y de otras características propias.

La organización señala que países donde el turismo tiene un peso económico importante, dado que ese sector podría sufrir desplomes de hasta el 70 %, se van a ver más perjudicados.

En el otro extremo, los que tienen una actividad muy volcada en la agricultura o en la minería y el petróleo deberían sufrir menos en un primer momento, aunque luego sufrirían el choque de la reducción de la demanda mundial de materias primas.

Un alto costo “necesario” 

Gurría subrayó que “el alto costo de las medidas sanitarias que se imponen ahora son necesarias para impedir consecuencias mucho más trágicas y un impacto todavía peor en nuestras economías mañana”.

La razón es que la posibilidad de que haya “millones de muertos” y un colapso de los sistemas sanitarios “nos diezmaría financieramente y como sociedad”. Por eso, afirma que “ralentizar esta epidemia y salvar vidas humanas tiene que ser la primera prioridad de los gobiernos”.

El secretario general ya hizo un llamamiento el pasado fin de semana para poner en marcha “un plan Marshall global”, en alusión al programa masivo de ayuda que puso en marcha Estados Unidos al final de la Segunda Guerra Mundial para ayudar a sus aliados a recuperarse económicamente.

¿Por que el COVID 19 puede colapsar la economía? 

Los argumentos de la OCDE coinciden en gran medida con los planteados por un informe del National Bank of Canada, que defiende que el COVID19 puede colapsar la economía, a diferencia de lo que ha sucedido con otras pandemias anteriores. ¿El motivo? El coronavirus al que se enfrenta el mundo es mucho más contagioso.  

Este gráfico del National Bank Financial, publicado por la edición canadiense del HuffPost, muestra por qué el COVID-19 es diferente y por qué el confinamiento es el método más efectivo en este momento para evitar la expansión del virus. 

NATIONAL BANK FINANCIAL
Número de reproducción de los diferentes virus.

El “número de reproducción básico” del COVID-19 es cercano a 3,5, lo que significa que cada persona que lo contrae contagia de promedio a otras 3,5. Eso es un índice mucho mayor que el de la gripe estacional o de cualquiera de las pandemias virales durante el siglo pasado, que tuvieron números de reproducción considerablemente más bajos.

“En ese contexto, se comprende la acción sin precedentes adoptada por los gobiernos de todo el mundo al confinar a sus ciudadanos y paralizar la actividad económica, aunque resulte doloroso”, ha afirmado el economista del NBF, Krishen Rangasamy.

Esta alta tasa de contagio es, precisamente, el motivo por el que el virus pilló al mundo por sorpresa, lo que ha obligado a cerrar fronteras y a confinar a los ciudadanos de los distintos países para evitar la propagación.

El impacto de esa “acción sin precedentes” asustó a los mercados, que cayeron a máximos históricos en un contexto de preocupación generalizada previa por una posible burbuja en el precio de las acciones y de otros activos.

Además, el COVID-19 resulta más contagioso que otros porque las personas portadoras del virus puedan infectar a otros antes de mostrar síntomas. 

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery