¡Que no te líen! Los usuarios de esta tarifa de la luz pagan mucho menos

Los hogares del mercado regulado pagaron menos por la luz que el año pasado, a pesar de consumir más.
Catherine Falls Commercial via Getty Images

El confinamiento durante el estado de alarma provocó que los hogares utilizaran mucha más electricidad. Las familias españolas gastaron de media 49,8 euros mensuales y consumieron 209,4 kilovatios hora (KWh) durante el primer semestre del año, según los datos del panel de hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Al estar más horas en casa, el consumo aumentó notablemente. Los hogares españoles consumieron un 14,4% más de electricidad que el año pasado. Ese mayor consumo afectó directamente al bolsillo de los ciudadanos: gastaron un 4,9% más en la factura de la luz.

¿Esta subida del recibo de la luz fue igual para todos los hogares? No, y esa la clave. Los usuarios que tienen contratada la tarifa regulada, cuyo nombre oficial es precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC), vieron cómo el recibo se reducía, a pesar de haber consumido más.

Estos hogares consumieron de media 188,1 kWh al mes durante el primer semestre de 2020 frente a los 172,2 KWh mensuales de un año antes. El gasto pasó de los 41,4 euros mensuales en 2019 a solo 37 euros al mes este año.

A pesar de que consumieron un 9,2% más de electricidad que el año pasado debido al confinamiento, estas familias gastaron un 10,4% menos. Un auténtico chollo.

El mercado libre sale más caro

Esto solo afectó a una parte de los hogares. Los españoles tienen unos 29,4 millones de contratos de electricidad: 18,1 millones pertenecen al mercado libre y otros 11,3 millones al mercado regulado.

Las familias que tienen contratada la luz en el mercado libre no tuvieron tanta suerte. “Los hogares que tenían su contrato en el mercado libre han incrementado tanto su gasto medio como su consumo”, señalan desde la CNMC.

¿Cuánto subió la luz para estos clientes? El gasto medio se situó en 56,3 euros al mes, un 7% más que el año anterior, y el consumo subió hasta los 214,4 KWh al mes, un 14,7% más.

Mejor cambiarse a la PVPC

La diferencia entre ambos tipos de tarifa es importante, ya que se nota en el bolsillo. Sin embargo, el 63% de los hogares desconoce en qué mercado tiene contratada la luz, según la encuesta de la CNMC.

El precio de la luz en el mercado regulado cambia cada día según la demanda que exista y el tipo de energías disponibles. La energía consumida representa aproximadamente el 35% del recibo de la luz. El resto se corresponden a los peajes (40%) y a impuestos (25%).

¿Quién decide cuánto cuesta? El precio final del mercado eléctrico diario, conocido como pool, lo marca la energía más cara que entre ese día en el mercado, que suele ser el gas. Las energías que abaratan el recibo son las renovables y la nuclear.

Así ha evolucionado el precio en el mercado diario eléctrico:

Esto no ocurre así en el mercado libre, donde son las empresas quienes deciden el precio de la energía consumida que ofrecerán a sus clientes. Los comerciales intentan convencer a los consumidores con tarifas planas.

¿Cómo se puede saber la tarifa? Lo más sencillo para saber si un usuario está en el mercado regulado es mirar la factura en la que tienen que aparecer las siglas PVPC (ver imagen).

Factura luz
Factura luz

Otra forma de comprobarlo es mirar el nombre de la compañía eléctrica que se encarga de pasar los recibos al banco. Si en lugar de las archiconocidas denominaciones como Endesa, Iberdrola, Naturgy o Repsol, aparece un nombre como Baser, Energía XXI o Curenergía significa que se tiene esa tarifa.

Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena