Qué se sabe del nuevo envío masivo de paquetes sospechosos a embajadas ucranianas

Qué se sabe del nuevo envío masivo de paquetes sospechosos a embajadas ucranianas

Desde esta mañana, numerosas sedes en Europa están recibiendo cartas y sobres ensangrentados, con vísceras animales.

Policías blindan la embajada ucraniana
Policías blindan la embajada ucranianaAnadolu Agency via Getty Images

Ahora no son paquetes explosivos como se han conocido en estos últimos días, sino otros ensangrentados con vísceras animales. La psicosis sigue extendiéndose, esta vez en suelo diplomático ucraniano.

A lo largo de este viernes, numerosas embajadas ucranianas han recibido nuevos elementos sospechosos para añadir más incógnitas a los misteriosos hechos conocidos en los últimos días.

La sede ucraniana en España ha sido la última en recibir estos extraños sobres, obligando a la policía a acordonar la sede diplomática por segunda vez en 48 horas. Poco después se ha sabido que no había carga explosiva, pero la investigación sigue intentando saber qué significa esta macabra moda desatada este viernes.

Qué tienen exactamente los paquetes

Según la información dada a conocer por Ucrania se trata de “paquetes sangrientos” que contienen partes del cuerpo de algunos animales, principalmente los ojos.

El portavoz de Exteriores, Oleg Nikolenko, ha añadido que esos paquetes “estaban mojados con un líquido de color característico y tenían un cierto hedor”, propio de las vísceras. “Estamos estudiando el significado de estos mensajes”, aclara en sus redes.

La investigación policial desarrollada en la sede de Madrid ha descartado cualquier carga explosiva y ha reconocido que en el sobre había un ojo de animal aplastado.

Cuáles son las instituciones afectadas

A diferencia de la ola de cartas bomba, esta vez los objetivos son siempre el mismo: las legaciones diplomáticas de Ucrania en territorio europeo. En concreto, hasta el momento se han registrado entradas sospechosas en las embajadas de España, Italia, Polonia, Hungría, Países Bajos, y Croacia, aunque también se han registrado envíos sospechosos en consulados del país en Polonia, República Checa e Italia.

Hasta ahora, las cartas bombas se habían enviado solo en suelo español, a la embajada ucraniana, pero también a la estadounidense, a Moncloa, al Ministerio de Defensa y a instalaciones militares como la base aérea de Torrejón o el cuartel general del Ejército del Aire.

Quién está detrás

“Las investigaciones están en marcha”, se limita a señalar el portavoz ucraniano de Exteriores, con un operativo que se multiplica con respecto al envío de cartas explosivas, todas con origen en España y sospechas de un mismo remitente en todos los casos.

Del paquete recibido hoy en la Embajada de Madrid se sabe que su franqueo no es español, pero aún está en el aire su origen, que podría ir conectado al del resto de envíos a suelo ucraniano en media Europa.

Qué dice Ucrania

El ministro de Exteriores asegura que tienen “motivos” para “pensar que se ha iniciado una campaña bien planeada de terror e intimidación contra las embajadas y consulados de Ucrania”.

Dimitro Kuleba asegura, sin citar a ningún culpable concreto, que “incapaces de detener a Ucrania en el frente diplomático están tratando de intimidarnos. Sin embargo, puedo decir que esto no dará resultado”.

El titular de Exteriores y otras autoridades han pedido a los países con representación diplomática ucrania que “garanticen la máxima protección de las instituciones diplomáticas ucranianas siguiendo la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”. Igualmente, todas estas legaciones han sido puestas bajo el máximo nivel de alerta.