INTERNACIONAL
21/06/2021 07:30 CEST | Actualizado 21/06/2021 07:32 CEST

Una mujer francesa se enfrenta a cadena perpetua por matar al hombre que la violó durante 25 años

El juicio a Valérie Bacot, que fue violada de niña por su padrastro, luego convertido en su marido y en su proxeneta, reabre el debate sobre la violencia machista.

CHANGE.ORG
Valérie Bacot, en una imagen de su campaña de recogida de firmas.

La Justicia francesa juzga desde hoy a Valérie Bacot, una mujer que se enfrenta a la cadena perpetua por el asesinato en 2016 de Daniel Polette, su violador y padrastro, que empezó a abusar de ella cuando tenía 12 años.

El caso de Bacot conmociona a Francia. Llevar ante el juez, y con una petición de pena tal elevada, a quien fue violada y maltratada desde la infancia, que soportó 25 años de penuria por parte de quien era su padrastro, ha reabierto el debate sobre la violencia machista y sus consecuencias. 

Ella misma lo calificó como “un infierno cotidiano” y aseguró que vivió “en un régimen diario de terror”. En 2016, Bacot disparó a su agresor con el arma que usaba para amenazarla por miedo a que maltratara a sus hijos. El atacante la dejó embarazada con 17 años y su madre la echó de casa.

Era la pareja de su madre, y las violaciones comenzaron cuando él se mudó a la residencia familiar. En 1995, fue condenado a cuatro años de cárcel por la violación de una menor de 15 años, según recoge France3. A su salida de prisión, volvieron las violaciones. 

Sola y aislada, Bacot se mudó con Polette a la ciudad de Baudemont y más tarde se casaron. Tuvieron cuatro hijos. Bacot declaró que en los 18 años que estuvieron casados la humillaba, la agredía, la violaba y la prostituía. 

Después de matar a su agresor, Bacot escondió el cuerpo al entrar en pánico. La Policía la detuvo en 2017 y tras pasar un año en prisión preventiva, se encuentra en libertad condicional. Ahora, será juzgada del 21 al 25 de junio. La Fiscalía pide para ella cadena perpetua. 

El caso de Valérie Bacot ha movilizado a los franceses para pedir su absolución. Una campaña en change.org acumula ya cerca de 600.000 firmas. 

“Yo era un objeto que le pertenecía”, afirmó Bacot durante una entrevista a Le Parisien el pasado 12 de mayo. “Merezco ir a la cárcel, mucho tiempo, eso es normal. Este juicio no es solo mío, también es el del otro. Espero lograr ser más fuerte que él, ganarle una vez en la vida”, explicó.

La exministra de Derechos de la Mujer, Najat Vallaud Belkacem, pidió el pasado mes de enero justicia para Bacot porque “nadie la ha protegido jamás”. También pidió su absolución a el presidente francés, Emmanuel Macron. “Sí, ella lo mató. Pero su propia experiencia fue una muerte mucho más destructiva, una muerte diaria y constante durante más de 20 años. Esta vida no puede terminar en la cárcel”, dijo a Le Figaro.

En mayo de este año, Bacot publicó un  libro titulado Tout le monde savait (Todos lo sabían). En una entrevista a la revista ELLE, afirmó que un policía fue el que le recomendó escribir el libro cuando le tomó declaración: “Me dijo que algún día ayudaría si compartiera mi historia con los demás”. Pensó que “ayudar a otras mujeres” le “vendría bien”. “Nadie se merece una vida como esta”, explicó.

Photo gallery Las pancartas del 8-M See Gallery